El barco de lujo de Aston Martin de dos millones de euros

Para que puedas ser refinado tanto en tierra como en el mar...

La embarcación que ves en las imágenes es el nuevo barco de lujo de Aston Martin. Como no tenían suficiente con realizar algunos de los automóviles más atractivos, potentes y eficaces del mercado como el Aston Martin DB11, ahora han decidido dar el salto... al agua. 

El barco de lujo de Aston Martin se llama AM37 y es el resultado de dos años de duro trabajo desarrollando una nave capaz de reunir la más avanzada tecnología y el lujo más clásico a bordo, con el mágico saber hacer de las personas involucradas en la creación del Aston Martin Vulcan. Hablamos de algo muy serio, sí. ¿Quieres saber más de él? Tiene algo más de 11 metros de eslora y está propulsado por dos motores Mercury de 370 CV diésel o sendos propulsores de gasolina capaces de entregar 430 CV. Con semejante maquinaria, el AM37 puede alcanzar los 45 nudos (83 km/h) de velocidad máxima. ¿Te sabe a poco? Pues tienes otra versión aún más potente denominada AM37S con 520 CV que podrá alcanzar los 92 km/h (50 nudos). 

Black Swan: el yate de lujo más espectacular del mundo

Como puedes comprobar en las imágenes, el espectacular barco de lujo de Aston Martin tiene una elevada calidad de acabados fruto de la colaboración entre la firma inglesa de superdeportivos y la empresa Quintessence Yachts, con un puesto de mandos claramente inspirado en el habitáculo de uno de los mejores fabricantes de coches jamás aparecidos en las islas. 

"El AM37 es la traducción al universo náutico del ADN de Aston Martin, pues refleja con fidelidad nuestros valores al respecto de la potencia, belleza y alma de un vehículo", afirma Marek Reichmann, jefe creativo de Aston. "Era una prioridad para nosotros diseñar un barco igual de atractivo e intemporal que nuestros coches, y creo que hemos logrado dar con una solución tan elegante y proporcionada como podría esperarse". 

Últimamente, en el mundo de los megaricos, los barcos son los que diferencian a los hombres de los niños. Por ejemplo, el cofundador de Microsoft Paul Allen se gastó 250 millones de dólares en el Octopus, una fortaleza flotante de 125 metros. Poco después el oligarca ruso Roman Abramovich se construyó el Eclipse con 163 metros, pero el récord mundial lo tiene el jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, cuyo barco de nombre Azzam mide ni más ni menos que 180 metros.

El yate de lujo de Aston Martin, el AM37 se llama así precisamente porque tiene 37 pies de largo (unos 11 metros), con lo que es bastante más manejable. Un servidor, no obstante se conformaba con cualquiera de ellos para tener un amarre en algún puerto. ¡Soñar es gratis! 

 

Lecturas recomendadas