Pasar al contenido principal

Mayo del 68: ¡cuando Le Mans también se retrasó a septiembre!

¿Pensabas que esta era una medida excepcional?
Parrilla 24 Horas de Le Mans

Ver las 24 horas de Le Mans en septiembre puede parecer raro pero no es la primera vez que ocurre. Solo en tres ocasiones en los casi 90 años de esta mítica competición no se ha corrido en junio. Con las 24 horas de Le Mans 2020 retrasadas por el Coronavirus, serán cuatro. ¿Quieres saber por qué motivo no se realizaron en su momento las otras pruebas?

La primera ocurrió en 1923: la primera carrera de la historia en las 24 horas de Le Mans tuvo lugar a finales de mayo, no en junio. Un detalle que probablemente desconocías. La segunda ocasión excepcional ocurrió en 1956, cuando el circuito se actualizó con diversas actuaciones, entre ellas un nuevo asfalto y nuevas instalaciones. Las obras se retrasaron y la carrera se tuvo que realizar en julio.

Pero sin duda, el caso más curioso es el de las 24 horas de Le Mans de 1968. Fue en el año 1968, cuando las revueltas estudiantiles iniciadas en la Universidad de la Sorbona de París provocaron importantes revueltas y manifestaciones, provocando un estado de alarma en el país. El resultado de las revueltas iniciadas por los estudiantes y abrazadas por los sindicatos de trabajadores fue la mayor huelga general en la historia de Europa.

 

 

9 millones de franceses paralizaron por completo el país y, por supuesto, las 24 horas de Le Mans de 1968 se retrasaron hasta el mes de septiembre. Se podría decir que el caso es similar al actual, aunque por supuesto las causas no tienen nada que ver. Una pandemia mundial, cuyo final todavía no se vislumbra en el horizonte, es algo mucho más grave que una huelga de trabajadores.

En el 68 se aprobó la medida de limitar el cubicaje de los motores, por lo que los míticos Ford GT40, dominantes en la época, tuvieron que correr con el motor de 4.9 litros. También fue el año del estreno del Porsche 908. Finalmente, el Ford GT40 del mejicano Pedro Rodriguez y del belga Lucien Bianchi se llevaron el gato al agua, engrandeciendo la leyenda del modelo del óvalo. 

Porsche, sin embargo, salió reforzado de aquella edición tardía de las 24 horas de Le Mans: el Porsche 907 quedó segundo, mientras que el equipo oficial con el nuevo 908 fue tercero. También cabe destacar el buen papel del equipo Autodelta con tres Alfa Romeo T33, quedando cuarto, quinto y sexto, por delante del equipo Piper con su maravilloso Ferrari 275 LM. 

Una de las curiosidades de aquella edición es que la salida se dio una hora antes: en septiembre hay menos luz y eso es algo que también afectará a la edición de 2020, por lo que los equipos ya se pueden ir preparando. Sin duda, las 24 horas de Le Mans pasaran a la historia por celebrarse en septiembre, pero todo el mundo debe saber que no es la primera vez que ocurre. Y desgraciadamente seguramente no será la última.

Y además