Las 5 mejores películas de F1... Las buenas, buenas, en serio

Si tienes ganas de F1 y este fin de semana no hay Gran Premio... Estas pelis te entretendrán mucho más.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hoy viernes, día cinéfilo por excelencia de la semana, te traemos las 5 mejores películas de F1. En ellas se reflejan los principales aspectos que rodean la categoría reina del automovilismo. Algunas inciden más en las cuestiones personales de sus protagonistas. Otras nos desvelan los detalles de la competición pura y dura; y algunas realizan una interesante visión retrospectiva de la época en la que transcurre la acción. Por cierto, si lo que más te gusta es, precisamente, la acción (en el cine, principalmente, claro), no te pierdas las siete persecuciones más espectaculares del cine, los nueve coches perfectos para una persecución o los siete coches que nacieron para ser estrellas de cine.

Nuestro top 5 está compuesto por los títulos Grand PrixWeekend of a champion, 1 (Vida al límite)Rush y la aclamada Senna, que todavía hace llorar a algunos de los integrantes de esta redacción (en serio, chicos, ya sabéis cómo acaba... y es duro, os entendemos). Prepara las palomitas y ponte el casco, que arrancamos.

Grand Prix

El clasicazo por antonomasia del cine de F1 se llama Grand Prix. El film de 1966, es, sin duda, una de las mejores producciones de F1. Cuenta con la magnífica dirección del afamado John Frankenheimer y a su órdenes se encuentra una pléyade de actores de la talla de James Garner, Yves Montand, Eva Marie Saint y Francoise Hardy -qué melenita tan sensual-.

Las partituras corren a cuenta del oscarizado compositor francés Maurice Jarre, padre de Jean Michael Jarre. Y por si todo este elenco no fuera suficiente, leyendas de la F1 como Graham Hill, Juan Manuel Fangio, Jim Clarck o Bruce McLaren protagonizan varios cameos. Por todo ello, es un título de culto para todos los frikis del Gran Circo, entre los que me encuentro.

El argumento se centra en Pete Aron (James Garner), un piloto expulsado de su equipo -Jordan-BRM- por estar envuelto en un accidente en el que resultó herido un rival británico. Como este incidente le pareció poca cosa, el tal Aron se lió con la mujer de su competidor inglés. Pete habría sido un héroe para gente como James Hunt. La fotografía de la película, que corre a cargo de Lionel Lindon, es fantástica. Los planos de las carreras y de los monoplazas de la época resultan soberbios. 

En ella se empleó por primera vez una cámara on board. Ésta en algunas tomas estaba formada por un temerario operario que grababa desde el morro del bólido a más de 200 km/h. Simplemente, antológica e indispensable. Si te gustan los premios, te diremos que ganó los Oscar al Mejor montaje, Sonido y Efectos Sonoros en 1966.

Weekend of a champion

Roman Polanski se puso detrás de las cámaras en 1972 para componer una de las mejores películas del Gran Circo. Quería homenajear a su idolatrado Jackie Stewart, que por aquel entonces militaba en el equipo Tyrrell-Ford. Y con esa premisa, Polanski nos regaló un magnífico documental en el que nos revela los intríngulis de un fin de semana de carreras. Así nació Weekend of a champion. Roman, que no es nada tonto, eligió el GP de Mónaco de 1971 como escenario real. Allí estuvo grabando las escenas que le servirían para construir un brillante relato automovilístico. Retrata con mucha precisión los aspectos -ambición, rivalidad, negocio, glamour, etc.- que rodean una carrera. Si quieres rememorar uno de los mejores períodos de la competición, no te la puedes perder.

1 (Vida al límite)

Este título de 2013 resume lo que el espectador se va a encontrar en la pantalla. Su director, Paul Crowder, nos zambulle en la época dorada de la F1, cuando los pilotos no dudaban en jugarse el pellejo. Ellos llevaron al automovilismo a sus máximas cotas. ¡Cuanto deberían aprender algunos jovencitos de hoy en día de esos héroes de la velocidad! No hay duda de que estamos ante una de las mejores películas de F1.

El documental ofrece unos contenidos de archivo excepcionales. Además, cuenta con la voz de Michael Fassbender como narrador. Nombres de la talla de Niki Lauda, Lewis Hamilton, Michael Schumacher, Sebastian Vettel, Jenson Button o Eddie Jordan aparecen en esta extraordinaria producción.

Rush

La mítica lucha entre el austriaco Niki Lauda y el díscolo inglés James Hunt en el campeonato del mundo de 1976 le sirve a Ron Howard de base para acercarnos a los entresijos de la categoría reina. Porque Rush, trepidante por momentos, es mucho más que un film entregado a la legendaria rivalidad de esos dos deportistas. Describe con precisión todo aquello que construye y constituye ese particular universo llamado F1. Por cierto, los actores principales, James Brühl (Lauda) y Chris Hemsworth (Hunt), además de parecerse mucho físicamente a sus personajes, lo bordan. El accidente de Niki Lauda hace ahora 40 años en Nürburgring aparece recreado de forma memorable en la peli de Howard. Dichas secuencias te dejarán sin aliento. 

Senna

El trabajo de Asif Kapadia constituye un brillante tributo a la figura de Ayrton Senna. El paulista sigue siendo uno de los corredores más queridos y admirados de todos los tiempos. Y Kapadia realiza un interesantísimo homenaje y repaso de la vida del astro carioca dentro y fuera de los circuitos. Para ello, incluye imágenes inéditas aportadas por la familia del corredor. Los planos de las carreras desde los bólidos de Ayrton, gracias a las cámaras on board, resultan espectaculares. Especial mención merece el capítulo del documental dedicado a la intensa rivalidad entre Senna y Prost

Una producción que hará las delicias de los incondicionales del tricampeón y de los amantes de la velocidad. Seguro que, gracias a ella, descubres detalles ignotos de uno de los 5 mejores pilotos de la F1. Obtuvo dos premios BAFTA al mejor documental y montaje en la edición de 2011, así como el del público en el Festival de Sundance. Probablemente, una de las la mejores películas de F1.

Y por si te has quedado con ganas de ver más carreras, échale un vistazo a esta galería.

 

Lecturas recomendadas