Así ha nacido el Abarth 124 Rally: ¡imagen y ambición!

Abarth mira al pasado para seguir creciendo en el futuro. La versión rally del 124 enfatiza el espíritu de la marca en un producto brutal.

Es chulo, ¿eh? El Abarth 124 Rally nos encantó a todos en su presentación durante el Salón de Ginebra 2016. Ahora, varios meses después, ha vuelto a aparecer en el Festival de Goodwood y yo me pregunto: ¿por qué lo han desarrollado? Hoy lo voy a investigar y a ver si consigo saber cuál es su razón de ser.

No te lo pierdas: 10 detalles que no conoces del Abarth 124 Spider

Pintado en los mismos colores que lucía el Fiat 124 Abarth Rally que ganó el ERC (European Rally Championship) en 1975, esta es una buena pista de por donde van los tiros. Te recuerdo que este modelo se basa en el Abarth 124 Spider y, sorprendentemente, las diferencias entre uno y otro a nivel técnico no son gigantescas, tal como me dijo un ingeniero de la marca durante la presentación de este divertido roadster, del que ya hay incluso un espectacular vídeo del ya definitivo Abarth 124 Spider de rally.

Actualmente, el Abarth 124 Rally sigue en pleno desarrollo y se espera que esté completamente listo como uno de los coches nuevos de 2017. Su motor de 1.8 litros aumenta la potencia desde los 170 CV del modelo de calle hasta los 300 CV, un incremento muy importante que provoca cambios lógicos y necesarios en el chasis y demás componentes mecánicos. La suspensión es específica y el peso se ha reducido al máximo.

Todas estas mejoras hacen que el precio del coche se dispare hasta unos 150.000 euros. “La idea de crear una versión de rally sobre el Abarth 124 Spider era hacer renacer el espíritu racing de una marca siempre muy ligada con la competición como Abarth”. Comentaba Michelangelo Liguori. “También queremos hacer un homenaje al pasado para seguir mirando al futuro”.

Ahora bien: ¿veremos al Abarth 124 Rally en el mundial de rally? ¿Lo veremos compitiendo? Pues no se sabe y eso que el coche está diseñado para ser homologado con las especificaciones de la categoría R-GT. “Para nosotros, Abarth debe sostenerse en dos pilares: los coches y el motorsport. Desde este último, podemos ganar experiencia y crear nueva tecnología para aplicar a nuestros coches de calle. Por lo tanto, podemos llegar a la conclusión que crear coches de competición nos servirá para desarrollar nuestros coches de calle”.

Veremos finalmente cómo termina esta historia en los próximos meses. Ojalá se pueda ver a este ‘pezqueñín’ de Abarth tan chulo compitiendo en las principales pruebas de rally. ¡Seguro que lo haría genial, como su padre!

Lecturas recomendadas