Diez detalles que no conoces del Abarth 124 Spider: ¡también el precio!

El Abarth 124 Spider es un roadster emocionante. Es rápido, eficaz y divertido. Hoy te voy a contar 10 detalles que probablemente todavía no conozcas de esta herramienta para disfrutar como un loco.

Abarth 124 Spider curvas preparacion deportivo

Frontal enfadado

El estilo es clave para diferenciar entre el Abarth 124 y el Fiat 124. Quizás en esto cambien más que en términos de comportamiento. Estuve hablando con el responsable de diseño y me contó las claves a la hora de diferenciarlos. Con el Fiat se quería conseguir una mirada de bonachón, por eso todos los bordes están pintados, para que se vean fácilmente. En cambio, con el Abarth se ha buscado una mirada mucho más agresiva, “como si estuviera enojado”. Palabras textuales.

No te lo pierdas: Nuevo Fiat 124 Spider, ¿cuánto tiene Mazda MX-5?

Para ello, el frontal se ha rediseñado y el faro está ligeramente más cubierto, por lo que tapa todo el interior y da una sensación de cara enfadada. La parte baja del paragolpes se ha dejado sin pintar, de esta manera se enfatiza la horizontalidad del conjunto y el efecto que se consigue es el que se pretendía: ¡tiene cara de malo!

Desarrollo independiente

Esto es importante. El Abarth 124 Spider no es una versión sobre el Fiat 124 Spider, sino que su desarrollo ha sido completamente independiente, tomando ambos coches la base del Mazda MX-5. Suspensiones, caja de cambios, puesta a punto: el espíritu del coche es similar, pero con matices. Quizás eso pueda ser lo más criticable del conjunto: debería ser algo más duro y algo más diferente del Fiat en cuanto a comportamiento.

Un chasis con mas potencial

¿También podría ser algo más potente? Hablando con uno de los responsables técnicos del desarrollo del coche decido preguntarle sobre el potencial del coche. “¡En la versión de rally desarrolla 300 CV y te aseguro que los cambios no son tan importantes.” Deja patente que los 170 CV podrían incrementarse en los próximos años. ¿Para cuando una versión Competizione con, al menos, 200 CV? Se ríe y da el silencio por respuesta. Esperaremos.

Pintura bitono, no vinilo

La combinación de colores bitono del Abarth 124 Spider es realmente curiosa. Se inspira en modelos Abarth del pasado y estoy seguro que cuando lo viste por primera vez pensaste: ¡vaya vinilo más curioso!. Pues no amigo, da la sensación de que pueda ser una zona vinilada pero se trata de pintura, un trabajo realizado en la fábrica y que está realizado con un mimo sorprendente. El borde de la parte negra está terminado con una franja en pintura brillante para que la transición entre el negro mate y la pintura principal sea más progresivo. Un trabajo con más mimo del que puede parecer en un primer momento. ¿Su precio? Eso es lo mejor: 0 euros.

Una chapita emocionante

El Abarth es emoción y para los más nostálgicos de la marca, este detalle les va a encantar. Se trata de una placa de aluminio con el mapa técnico del coche serigrafiado y con el nombre del fundador de la marca bajo este. Un detalle muy muy chulo.

Chapa Abarth 124 Spider aluminio

Drifter

Mucho hemos hablado de la sobrealimentación en los Fiat y Abarth 124. Es sin duda su elemento más característico: dota al conjunto de mucha más fuerza a bajas revoluciones y mayor elasticidad. Pero este extra de fuerza desde abajo dota al conjunto, especialmente en el Abarth, de una sorprendente capacidad de drift. Quita los controles y prepárate para ir de lado constantemente. Eso sí, siempre en circuitos cerrados, no vaya a ser.

Capota manual

Esto es algo que no se termina de especificar en las pruebas del Fiat o el Abarth, pero no vaya a ser que te lo quieras comprar y no lo sepas: la capota es manual. Eso sí, su funcionamiento es realmente fácil, intuitivo y ligero. Primero debes desenganchar el agarre del pilar A. Una vez hecho esto, solo tienes que empujarla hacia la parte trasera y tirarla hacia abajo hasta que escuches un ‘click’. En menos de cinco segundos lo tienes.

Cómodo

Si leíste mi prueba del Abarth 595 Competizione 2016 pudiste ver cómo un Abarth puede ser tremendamente efectivo pero la comodidad y practicidad no es su punto fuerte, ni falta que hace. En cambio, el Abarth 124 Spider es sorprendentemente cómodo. A muchos nos sorprendió eso, dejando patente una diferencia no tan abultada como cabría esperar entre el Fiat y el Abarth. Yo sigo pensando que hay mucho espacio para crear una versión más radical y divertida de este roadster. ¿Lo bueno? Que puedes tener más potencia y una imagen más poderosa sin dejar que tus riñones se suiciden.

Pilotos no Dodge

Dime que cuando viste el Fiat 124 Spider por detrás no pensaste: ¡pero si parecen los de un Dodge! Es lo primero que parece, quizás en un guiño hacia el gusto del que debería ser su principal mercado, el estadounidense. No obstante, desde el departamento de diseño de Fiat y Abarth me aseguran, una vez tras otra, que no, que no tiene nada que ver con Dodge. El objetivo era crear un faro trasero horizontal y tirado hacia el interior como el que tenía el 124 Spider original. Con el trozo de chapa en el medio se quiere buscar la sensación como si la luz saliese del interior de la carrocería, una sensación idéntica a la que pretenden conseguir con el nuevo Fiat 500.

Luz de día fallida

Esto sí que te va a parecer una cagada. Yo al menos se lo comenté a los diseñadores de la marca tras enterarme. Resulta que la luz diurna NO es la luz blanca que rodea al faro de LED, sino que es una pequeña lucecita colocada en el interior del foco. Lo peor de todo es que la parte blanca de la que hablamos y que es una de las señas de identidad estéticas del coche sí que es una luz real, pero se trata de la luz de posición. ¡No me fastidies!

Hoy ya te puedo confirmar la montaña de dinero que necesitarás para llevarte esta joya a tu garaje: con financiación por parte de FCA Capital podrás conseguirlo por 35.830 euros, aunque su precio base oficial es de 40.000 euros. ¿Ganga o exceso?

Lecturas recomendadas