Este Camaro de 10.140 CV hará el 0 a 530 km/h en 4 segundos (sí, lees bien)

No es tanto un muscle car como un cohete, la verdad: este Chevrolet Camaro con más de 10.000 CV vive en una pista para dragsters. Estadounidense, claro.

¿Recuerdas esa sensación que te embarga cuando recoges tu coche nuevo? Recién sacado del concesionario o no, la excitación, satisfacción, la tentación de dar rienda suelta a sus habilidades y empezar a familiarizarte con tu juguete es una de las mejores emociones para cualquier amante de la gasolina.

Ahora, imagínate contando que tu vehículo es un Camaro cachondísimo de la Asociación Nacional de Hot Rods americana con nada menos que 10.140 CV. Como lo lees. Su aceleración sería capaz de hacer llorar (bueno, al menos, de que se humedecieran los ojos) al Mayor Tim Peake, el astronauta. ¿Inspiraría una reacción razonablemente mareante? El campeón de la NHRA –siglas para la organización anteriormente referida- John Force (un tipo con nivel pro, ya que ha ganado el certamen más de 16 veces) habla de forma asombrosamente calmada sobre su nuevo… coche de empresa: “Con todo el apoyo de Chevrolet no sólo tiene una pinta estupenda, sino que está diseñado para lograr una actuación mejor que nada de lo que hayamos probado hasta ahora. Sus formas deberían ayudarnos a ir sobre la pista más rápido y con una mayor estabilidad”, explica.

También te puede interesar... Vídeo: así suena un Chevrolet Camaro ZL1 con 1.160 CV.

Estooo, sí, John, genial. ¿Seguro que no quieres decir nada sobre el hecho de que llega a los 530 km/h desde parado en una fracción del tiempo que has empleado en leer esta frase?

La carrocería, tal y como se ha realizado, imita las formas del actual Chevrolet Camaro, pero con una cantidad de pegatinas ingente. El enorme labio delantero y el gigantesco alerón trasero prometen que mantendrán a John y a su vehículo pegados al suelo cuando abran un agujero en el continuo espacio/tiempo.

Vaya máquina. Y sólo podía venir del “hogar de los valientes” (home of the brave, para los que no estéis familiarizados con el himno norteamericano), ¿verdad? Lógico.

Lecturas recomendadas