Hablamos con el vencedor de las 24 horas de Le Mans, Chris Amon

Tú habla, que yo flipo... Digo, escucho

No te pierdas: Cómo ver las 24 Horas de Le Mans 2016

Las 24 Horas de Le Mans son la carrera con la que todos los pilotos sueñan (aquí tienes los horarios de las 24 Horas de Le Mans 2016). Vale, en el fondo no tiene el glamour de la Fórmula 1. Aquí los pilotos sudan, sufren, duermen poco y aparecen en las fotos con barba de tres días. Este año la parrilla de salida en Le Mans va a ser acojonante espectacular, pero hace cinco décadas era más acojonante espectacular: Ford GT40, Porsche 906, Ferrari 275 GTB/C... También había nombres como Matra, Alpine, Bizzarrini, Chaparral... Coches de la vieja escuela sin tanta tecnología como hoy. ¿Has visto cómo es el volante del Porsche 919 Hybrid de Le Mans? De locos.

Pero, amigos, esa es la gracia de Le Mans. Extraterrestres que se ponen tras el volante y que, sin embargo, se mezclan con los mortales. Por cierto, si eres un mortal con mucha, mucha pasta, siempre puedes hacerte con un Superformance GT40.

2016 es un año especial para Ford y para las 24 horas de Le Mans. Se cumplen 50 años de su gran victoria de 1966, en la que hicieron 1-2-3. El vencedor de Le Mans '66 fue Chris Amon, un kiwi considerado el mejor piloto que no ha ganado un solo GP de Fórmula 1.

Un momento. ¿Kiwi? Me encanta esta expresión. Sí, se trata de un piloto de Nueva Zelanda. Se podía haber quedado boca abajo en el hemisferio sur, en manga corta en enero y con bufanda en agosto. Pero se salió en carreras como la Tasman Cup, que se corrían en Australia y Nueva Zelanda y acabó en las filas de McLaren, que ya había echado el ojo a este piloto del Hemisferio Sur. Quería que corriera en su segundo monoplaza de F1, pero al final se cayó, (el coche) por lo que solo pudo competir en otras disciplinas.

Ahora toca centrarse en las 24 horas de Le Mans, pero su vida en competición podría dar para un libro gordo (más de 7 páginas sin fotos), así que eso lo voy a dejar para otro momento. Ahora te recomiendo que pases a la galería y navegues por las fotos. La conversación sobre Le Mans te va a dejar con lágrimas en los ojos. ¿Quién puede decir que un GT 40 es fácil de conducir a 320? ¿O que viajaba con Bruce McLaren?

Lecturas recomendadas