Pasar al contenido principal

Motores V6 más ruidosos y baratos y sin MGU-H en la F1 desde 2021

A ver si con estas medidas le devuelven algo de emoción a la competición que parece un campeonato monomarca

Imagen de perfil de Javier Prieto
Fernando_Alonso

Peligro, este martes las mentes pensantes de la FIA y de Liberty Media, los dueños del negocio de la Fórmula 1, han presentado una serie de propuestas para los motores del 2021. Suponemos que buscan cómo reducir el tedio de las carreras con la entrada en vigor de la nueva reglamentación al respecto. Al parecer, los jefazos del Gran Circo persiguen con estas medidas mayor emoción e igualdad, contención en el gasto y más peso del factor humano (piloto) en la competición. Casi nada. Por objetivos, que no quede la cosa.

Para empezar se mantendrán los gloriosos V6 turbo híbridos 1.6. Sí esas complicadísimas mecánicas que los alemanes comenzaron a desarrollar antes que nadie. Por tanto, de regresar a los V8, nasti de plasti. Así que, la primera en la frente. Al menos pretenden que las unidades de potencia sean más ruidosas, abandonando así el actual sonido de aspiradora comprada en los chinos. ¿Cómo? De momento se les ha ocurrido aumentar en 3.000 las revoluciones por minuto su régimen de vueltas hasta situarlas en las 18.000 r.p.m.

Por otra parte se cargarán de un plumazo la MGU-H, ese invento que absorbe el calor del motor y lo convierte en energía que acumulan las baterías. Para que nos entendamos, es el arfetacto que siempre se le rompe al McLata de Fernando Alonso porque los de Honda no le han pillado el truco al tema. Da la sensación de que su eliminación ha sido una decisión misericordiosa para que los japos dejen de hacer el ridículo en ese campo. Al desaparecer el MGU-H, la fuente de alimentación eléctrica ya solo provendrá del MGU-K o ERS. Y este aparatejo verá aumentada su capacidad de almacenamiento energético, y sus baterías y centralita serán comunes a todos los equipos. Mira, que bien. Y así quieren que se igualen las fuerzas entre los equipos.

Espera que aún hay más.Siguiendo con el capítulo de las ocurrencias, han sacado del baúl de los recuerdos el botón mágico (push to pass o pulsar para pasar o rebasar). Como su revelador nombre indica, se trata de un dispositivo que facilita la maniobra de adelantamiento con un extra de energía (potencia) que el piloto decidirá en qué momento emplear o reservar. Y por lo visto de ese modo los corredores ya no serán 'taxistas o chóferes' a las órdenes del ejército de ingenieros y telemetristas que le dirigen desde el muro. Vale, vale. 

Por último, quieren que los diseños de los motores sean estándar. De ese modo cada vez que un equipo cambie de fabricante, no habrá que modificar la arquitectura de medio monoplaza. Esta idea sí que nos convence aunque bien pensado, ¿cada cuánto tiempo las escuderías reemplazan a sus suministradores de unidades de potencia? 

Pero que no cunda el pánico porque todas estas cuestiones no se decidirán asta finales de este año. Además, para darle un poco de emoción al asunto, la que no tiene el campeonato, las conclusiones no se darán a conocer a los equipos hasta que acabe el 2018. Largo me lo fiáis, amigo Sancho. Seguiremos informando.

 

 

 

Lecturas recomendadas