Pasar al contenido principal

¿Qué es el innovador 'monkey seat' que monta Alonso en Hungría?

Pero, ¿valdrá para algo esa novedad?

Imagen de perfil de Javier Prieto
Monkey seat McLaren F1

Durante los Libres del viernes del GP Hungría F1 2017, hemos descubierto un innovador 'monkey seat' en el coche de Fernando Alonso

Cómo ver la Fórmula 1 gratis o pagando

Nada más ver esa pieza se lo hemos contado muuuy emocionados a nuestros colegas, quienes nos han mirado con cara de incredulidad. 

Ante esta reacción nos hemos decidido a explicar qué es y para qué sirve dicho elemento cuyo nombre en español sería algo así como el asiento del mono. Antes de empezar a hacer el primate con la explicación, aquí tienes los horarios del GP Hungría F1 2017 y algunas curiosidades en la historia de la cita magiar.   

El 'monkey seat' o aleta Y100 lo componen habitualmente dos pequeños alerones verticales situados en la parte central inferior del alerón trasero. Se emplea en circuitos con alta carga aerodinámica, por lo que se piensa erróneamente que su función principal están está en elevar el downforce del coche. 

Y es que la superficie de contacto del 'monkey seat' con el aire es mínima. Pero ojito, que eso no quiere decir que no sea importante, puesto que se ocupa de optimizar el flujo (tránsito) del aire en el difusor y alerón trasero. Lo que sí genera es una fuerza vertical (upwash) del difusor al citado alerón, mejorando la estabilidad en el eje posterior del monoplaza. Y esto resulta muy útil para ganar tiempo en las curvas lentas. Y ya sabes que para bien y para mal lo que sucede en esa parte del coche resulta capital en su rendimiento. 

Pero espera que la particularidad del 'monkey seat' de McLaren es que va unido a la T-Wing o ala en forma de T. Se trata de una variante del Y100 que no habíamos visto nunca.

Así las cosas, te diremos que no esperes milagros en el rendimiento del McLata de Fernando Alonso en el Hungaroring... al menos los que vengan de la mencionada pieza. Como te hemos dicho, no es la panacea. 

 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear