Pasar al contenido principal

Unos imbéciles robaron el coche médico de Oulton Park... para abandonarlo poco después

"El vacío del mundo en la oquedad de su cabeza"...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El BMW X5 que cumple las tareas de coche médico en Oulton Park

Hay ocasiones en las que el tiempo libre juega a quienes disponen de él muy malas pasadas... y no se me ocurre un mejor ejemplo que el de la noticia de hoy: unos artistas robaron el coche médico de Oulton Park para abandonarlo después a pocas millas de allí. Al ser conscientes de la magnitud de su hazaña, imagino. 

¿Ha llegado el final de las carreras? Los accidentes en pista podrían ser considerados igual que los de la vía pública

Vale, sé que el apelativo con el que los he definido en el titular puede parecer un poco fuerte, pero no he hecho más que recurrir a la concisa y clara definición de la Real Academia Española de su comportamiento: "tonto o falto de inteligencia" es la descripción que figura en primer lugar para la palabra imbécil en su respetable diccionario... y no puedo más que rendirme ante la grandeza del vocabulario propia de la lengua de Cervantes. 

Pero vayamos a los hechos: según relatan varios medios de comunicación británicos, un grupo de individuos aún sin identificar sustrajeron el coche médico de Oulton Park hace unos días. Afortunadamente parece que pronto le vieron fisuras a su plan perfecto y decidieron abandonarlo en un bosque cercano al circuito -aquí los mejores consejos para tu primera tanda- sin daños. Sí, quizá un BMW X5 repleto de pegatinas y con un lanzadestellos instalado en el techo no sea el mejor vehículo de huida tras cometer un crimen tan bien pensado. Las autoridades de la zona todavía buscan cualquier información relevante que pueda servir para identificar a los autores del delito, aunque no han aclarado si su intención es llevarlos ante la justicia... o darles un buen bofetón para que espabilen. 

 

VÍDEO: 40 años de sonido Williams... ¡historia viva de la F1!

 

No hace falta que me digas cómo te has quedado tras saber que unos futuros Premio Nobel robaron el coche médico de Oulton Park para abandonarlo poco después. La marca de tu mano al golpear tu frente es suficiente para entender que nuestro sentimiento es mutuo.  

Lecturas recomendadas