Pasar al contenido principal

Honda no sabe todavía por qué falló el motor de Alonso en la Indy500

De verdad, que a los japos y al asturiano les han echado mal de ojo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
El motor Honda de Alonso también con problemas en la IndyCar

Hoy, tres días después de que el motor de Fernando Alonso convirtiera el box del equipo Andretti Autosport en una barbacoa, Allen Miller, jefe de Honda ha manifestado que todavía se desconoce el origen de la avería. 

No te pierdas: Dónde ver las 500 Millas de Indianápolis

Y para acabar de tranquilizar al personal ha declarado que no descarta que pueda ser debido a un defecto de fabricación. Es decir que podríamos estar ante una partida de propulsores defectuosos.

Según Miller, se han repetido fallos comunes en algunos coches, aunque en el caso del monoplaza de Oriol Serviá eran distintos. 

Sobre la situación ha explicado en el portal Motorsport.com lo siguiente: "Los problemas que Bourdais y Kimball tenían en el Gran Premio eran los mismos que Graham Rahal tuvo en el primer día de práctica, luego Bourdais de nuevo, y había comenzado a suceder a Alonso un par de horas antes de clasificar". Esto no hay quien lo entienda.

"Hemos hecho un montón de pruebas en la última semana, tratando diferentes cambios operativos y no hemos llegado a soluciones rápidas todavía. Tenemos unos días más y seguimos investigando. En este punto no hay opción para cambiar el hardware, tenemos lo que tenemos. Así que estamos buscando la mejor manera de proceder y obtener los mejores resultados que podamos", concluyó el directivo de Honda Performance Development. Vaya tela, como para estar tranquilos.

 

 

Si recuerdas, todo sucedió el pasado domingo antes de la sesión de clasificación definitiva (Fast 9) cuando el coche del español comenzó a expulsar humo blanco tras ser arrancado. Ante la posible gravedad de la incidencia, los responsables de la escudería ordenaron la sustitución del propulsor averiado por otro -presuntamente- en perfecto estado.

Este incidente hizo que Fernando Alonso estuviera a punto de no poder competir en la tanda en la que se decidía la parrilla de la Indy500. Por fortuna, reclutaron a todo el personal que andaba por allí y finalmente el ovetense pudo salir a pista.

Sin embargo, la unidad de refresco también dio fallos, concretamente de potencia, durante la clasificación. A pesar de ello, el ovetense firmó una gran actuación y se quedó con el quinto mejor tiempo de la parrilla.

Durante los últimos siete días en el Indianapolis Motor Speedway, al menos cinco motores Honda han sufrido averías. Resulta evidente que lo de Honda con el asturiano supera todos los récords. Por favor, que alguien les regale una pata de conejo. Sí, para el mal fario. 

Para demostrar que no nos hemos inventando la noticia, ni que tenemos manía a los japos, te hemos traído el vídeo de la fumata blanca o parrillada.

Ah, y no te pierdas la secuencia en la que un fenómeno de McLaren instala un ventilador para tratar de eliminar el humo que expulsa el coche. ¿Ese crack habrá estudiado en alguna facultad de Ingeniería en Japón?

 

 

 

Lecturas recomendadas