Pasar al contenido principal

Qué es el diésel B7 y a qué coches se le puede echar

¡Que no cunda el pánico!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Diesel B7

Si te estás preguntando qué es el diésel B7 y a qué coches se le puede echar, ¡enhorabuena!, porque estamos aquí para demostrarte que la llegada de este nuevo tipo de combustible no es tan dramática como la pintan y que no tienes nada que temer.

No te pierdas: El fin de los combustibles llegará en 2050

Y es que cuando el pasado mes de octubre entró en vigor la normativa en la Unión Europa que obligaba a denominar de la misma forma en todos los países los combustibles, se preparó una buena. ¿Qué eran todas esas letras y números? ¿Cómo iban a afectarnos como consumidores de diésel o gasolina?

Lo cierto es que al final todo es muy sencillo, como comprobarás aquí; porque el diésel B7 no es más que el diésel estándar, pero que ha cambiado su nombre habitual a través del etiquetado para permitirnos diferenciar qué es lo que estamos repostando, independientemente del lugar en el que lo hagamos.

 

¡Todo lo que debes saber sobre las nuevas etiquetas de la DGT!

 

Y es que aunque te parezca que no, puede haber ciertas diferencias en los carburantes dependiendo del país en el que te encuentres. "Pero entonces, ¿qué significa diésel B7? Algún sentido tendrá", piensas. Sí, a través de la denominación B7 queda constancia de que ese diésel en particular está compuesto por un 93% de gasoil convencional... y un 7% de biodiésel (formado con aceites de origen vegetal), lo que ayuda a reducir el consumo de crudo y, además, es totalmente inofensivo para los motores.

A partir de aquí, puedes sacar conclusiones del resto de etiquetados: un B10 tiene un 10% de biodiésel, un B30, un 30% -aunque es menos habitual en las gasolineras españolas- y también tenemos el biodiésel XTL y el diésel azul o diésel R33

 

 

Diésel B7: a qué coches se le puede echar

Dado que el diésel B7 es "mismo perro con distinto collar", la respuesta a '¿qué coches pueden usar diésel B7?' resulta sencilla: a todos. De igual forma, no olvides que en la tapa del depósito de los coches siempre aparece la compatibilidad del vehículo con el tipo de combustible. 

Aun así, si tienes alguna duda con esta información, recuerda que puedes consultar el manual del vehículo para conseguir un parte más minucioso de lo que puedes o no puedes usar, aunque en la mayoría de los casos -y mucho menos para los coches nuevos de 2019- esto no será necesario. 

Lecturas recomendadas