Pasar al contenido principal

El mal estado en que circulan algunos coches de la Guardia Civil, ¡no pasarían la ITV!

Algunos tienen garrapatas, pero eso es lo de menos...

Imagen de perfil de Noelia López
Mal estado coches Guardia Civil

Tras comprobar el mal estado en que circulan algunos coches de la Guardia Civil de Tráfico nos viene a la cabeza aquello de consejos vendo y para mí no tengo.

La DGT asegura que un salto de 10 años en un mismo coche reduce hasta un 65% el riesgo de muerte o lesión grave en un accidente de idénticas características. El dato apoya su teoría de que cuanto más viejo es un vehículo, más peligroso resulta y su defensa de que urge renovar el parque móvil nacional que con una media de 12 años es de los más antiguos de Europa.

Hasta aquí, todos de acuerdo.

La noticia salta cuando vemos fotos del lamentable estado en que circulan algunos coches de la Guardia Civil, sirva esta galería de fotos como ejemplo: 

Coches con más de 600.000 kms... y sumando

En la galería de imágenes que nos han cedido la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Guardias Civiles (UnionGC) se ve el interior de un coche lleno de garrapatas; otro en el que los agentes han tenido que recurrir a chinchetas para que el tapizado del techo no se les caiga encima; también hay ejemplos reales de vehículos que superan los 400.000 kms.

No son ejemplos exagerados ni mucho menos.

La medida de edad de los coches de la Guardia Civil es de ocho años, pero el verdadero problema está en el odómetro. "Encontrar un coche que no supere los 100.000 kms es muy raro", nos cuentan desde la Unión de Guardia Civiles.

100.000 kms son, en realidad, muy pocos. Desde la AUGC nos dan otro ejemplos: en Albacete hay Toyota Avensis con más de 450.000 kms; en Zamora tienen los Renault Laguna con 400.000 kms. "Hemos tenido un Ford Mondeo con 12 años que pasaba los 600.000 kms", aseguran. 

Mal estado coches Guardia Civil

¿Y los coches nuevos?

No hace falta retroceder mucho en el tiempo para encontrar titulares que hablan de la entrega de coches nuevos a la Guardia Civil. Este año, sin ir más lejos, hemos visto el acto de entrega de decenas de Renault Kadjar y Nissan Qashqai. La pregunta es: ¿qué hacen con ellos?

Los agentes de Tráfico coinciden: "los coches nuevos se los quedan los mandos para sus desplazamientos y dejan los viejos para la carretera".

Desde UnionGC afirman que parte del problema está también en los tiempos de reposición: "compran lotes muy grandes y eso hace que sean muchos los coches que envejecen a la vez".

Esta asociación de Guardias Civiles se ha reunido con el director general de Tráfico, Pere Navarro, para, entre otras medidas, pedir un vehículo exclusivo. A día de hoy, se cuentan por decenas las marcas y modelos de coches que prestan servicio para las diferentes especialidades de la Guardia Civil, pero esta variedad lejos de ser una ventaja se les antoja un problema. "Sería mucho más práctico tener dos o tres modelos que salgan de fábrica preparados para patrullar", afirman desde UnionGC.

Este problema es todavía más acusado cuando se trata de los coches de atestados o de los patrullas de carretera pues al no estar preparados para soportar tantos equipos, dan muchos problemas eléctricos.

A pasar la ITV 

Seguro que a estas alturas te estás preguntando si los coches de la Guardia Civil pasan la ITV. La respuesta es sí, pero con matices.

Los vehículos de la Guardia Civil están sometidos a los mismos plazos de inspección técnica, pero no todos pasan por las estaciones: algunos van a las mismas estaciones de ITV que el resto de vehículos, otros se revisan en comandancia con una ITV móvil.

Desde AUGC nos explican que sus coches se someten a las mismas pruebas que el resto de vehículos, pero el hecho de que algunos sean revisados en la comandancia hace que las inspecciones sean "más laxas".

Preguntamos nosotros a un agente: "si viera en carretera un vehículo como los coches viejos de la Guardia Civil, ¿qué haría?". Su respuesta: "le daría el alto para comprobar si ha pasado la ITV porque solo con verlo, dudaría de que lo hubiera hecho".

No hay más que decir. Nos queda la tranquilidad de que los agentes consultados afirman que cuidan a rajatabla el estado de los neumáticos. No circulan con gomas demasiado gastadas: "si un coche tiene mal los neumáticos nos negamos a moverlo", explican. "Los mandos no nos obligan, saben que si tenemos un accidente por eso, se buscan un problema".

Lecturas recomendadas