Hyperloop: el tren que va a 1.200 km/h empieza a construirse

Gracias a túneles y a la levitación magnética, se podrán transportar mercancías y personas a 1.200 kilómetros por hora, incluso por debajo del mar.

Hace ya varias semanas te informamos de este megaproyecto, que, como recordarás, sale de la privilegiada mente de Elon Musk y que ha encontrado en la empresa Hyperloop One a su gran aliada. Pues bien, junto a la compañía Carbures, ya ha empezado la construcción de la primera cápsula de transporte de pasajeros, que se entregará en 2018 en Toulouse (Francia).

El futurista plan consiste en un tren de levitación que se desplazaría dentro de tubos donde la resistencia del aire sería casi nula, para permitir a estos futuristas vagones rozar o superar la velocidad del sonido. Cada una de las cápsulas medirá 30 metros de longitud, tendrá un diámetro de 2,7 metros, pesará 20 toneladas y trasladará de 28 a 40 pasajeros. Oh, y viajará a 1.223 km/h.

El plan inicial de Musk, por ejemplo, presupone una conexión entre Los Ángeles y San Francisco que salvaría los 600 kilómetros que separan las dos ciudades californianas en unos 35 minutos. Todo ello a través de una autopista tubular que, a simple vista, parecería un oleoducto.

La idea despertó mucho escepticismo, pero muy pronto varias compañías se lanzaron a materializar ese sueño. Una de ellas es Hyperloop One, que incluso ya ha realizado pruebas de su sistema de propulsión como ves en el vídeo de abajo y las han publicitado con fuerza, para convencer de que el sistema de transporte será una realidad a medio plazo.

El interés por el Hyperloop ha atraído a equipos de universitarios o de emprendedores (hay cinco españoles en el proyecto), pero también a empresas ferroviarias como la francesa SNCF, que ven potencial serio en un concepto que revolucionará el transporte terrestre, triplicando la alta velocidad actual y superando los tiempos de la aviación comercial.

Se han conocido ya los nuevos planes del proyecto, que sirven también para la construcción de ese famoso tubo incluso por debajo del agua, en un principio para transportar mercancías, pero que en el futuro se podría extender a personas.

Según Peter Diamandis, miembro del consejo de la compañía Hyperloop One y consejero delegado de X-Prize Foundation, la iniciativa en la que trabajan es en crear un medio de transporte para contenedores entre el puerto y plataformas acuáticas a unos 16 kilómetros (10 millas) de la costa.

Hyperloop

"Hemos estado hablando con autoridades portuarias de todo el mundo sobre la reingeniería de sus puertos", ha asegurado en una entrevista con Business Insider. El proyecto sería crear plataformas de carga a varios kilómetros de la costa conectadas con este medio de transporte, basado en túneles donde la presión es menor y con cápsulas que viajan a gran velocidad gracias a la levitación magnética. De esta forma, se podrían liberar los puertos de la costa. "Imagínese si se pudiese recuperar toda esa costa y convertirla en parques", ha agregado.

Diamandis también aseguró que están estudiando el mismo concepto pero para transportar personas. "Algunas de las propuestas más interesantes que han llegado son unir Noruega y Suecia bajo el agua", ha concluido.

Por algo se empieza, pero no hace falta ser un gran entendido para saber que quedan bastantes años hasta que puedas montarte en un cacharro de éstos.

No te pierdas:

- El Tesla Model S no convence a la Policía de Los Ángeles

- ¡Buenas noticias! El Tesla Model 3 tendrá modo ‘Ludicrous’

Lecturas recomendadas