Pasar al contenido principal

Ioniq 5: probamos el eléctrico de dos motores y 302 CV

El Ioniq 5 de esta prueba puede parecer un compacto de los 80 con un toque de concept car y otro de DeLorean, pero lo que tenemos aquí es el primer eléctrico de Hyundai hecho desde cero. ¿Objetivo? Apartar a Tesla, asaltar a la familia de los VW ID y lanzar a marca de eléctricos Ioniq al camino hacia la dominación mundial.

Creemos que estos son los mejores eléctricos de 2021

Hyundai ya ha construido vehículos eléctricos antes, como el más que interesante Kona Electric y el Ioniq. En el caso del Ioniq 5 que llegará en 2021, los coreanos han tomado todo lo aprendido con esos coches eléctricos y lo han aplicado a una nueva plataforma diseñada específicamente para este tipo de coches.

La distancia entre ejes es de 3,0 metros de largo, más larga que la de un BMW Serie 5, mientras que los voladizos de la carrocería son cortos.

Esto significa que tienes un interior espacioso con el suelo plano, porque las baterías, por supuesto, están debajo del habitáculo para mantener el centro de gravedad bajo control. Y debido a que la distancia entre ejes es enorme, hay espacio para muchas celdas...

Hablemos de la autonomía

El modelo base tendrá una batería de 54 kWh con un motor ubicado detrás y propulsión, pero hay una versión de 72kWh que hará unos 460 km. El alcance del mundo real dependerá de la cantidad de motores que tenga, ya que habrá versiones con dos motores, como la de esta prueba, aunque el modelo con mayor autonomía será el de 302 CV de propulsión.

Estos serán los rivales del Ioniq 5

En cuanto a la carga, hasta ahora el Porsche Taycan era el único vehículo eléctrico con una capacidad de carga de 800 voltios, lo que básicamente significa ingeniería eléctrica de alto nivel bajo la chapa que permite que la electricidad incluse suene como una manguera contra incendios llenando una piscina infantil...

Hyundai ha aplicado la misma tecnología al Ioniq 5, y el resultado es que con un cargador rápido de 350kW, puedes recargar hasta el 80 por ciento en solo 18 minutos. ¿Solo tienes tiempo para una parada de cinco minutos? Tienes 100 km... Si es que eres capaz de encontrar un cargador de este tipo, claro.

Vuelta al coche. ¿Es practico?

El maletero delantero es un pequeño hueco de 57 litros que da para albergar el cable de carga, que seguramente vas a colocar debajo del suelo del maletero trasero (531 litros), en una bandeja de almacenamiento poco profunda pero útil.

Lo que sí obtienes es un verdadero cinco plazas muy espacioso y con detalles interesantes. Por ejemplo, las puertas se abren de par en par y sin túneles de transmisión con los que tropezar, entrar y salir es muy fácil.

Una vez dentro, el interior del Ioniq 5 cambia de forma para adaptarse a tus necesidades. La consola central se desliza 140 mm hacia adelante y hacia atrás. Hyundai llama a esta característica la "isla universal".

 

También, gracias a un botón en la llave, el coche se mueve solo. Siempre que esté vacío, podrás sacarlo de una plaza de aparcamiento estrecha como ya hizo BMW en su día o como puede hacer ahora el Hyundai Tucson 2021.

El Ioniq 5 de esta prueba es en realidad un prototipo, así que no hablaré de la calidad de construcción: no tenía los plásticos suaves al tacto, la cubierta del maletero crujía y el medidor de autonomía era tan buena en cálculo como yo. El coche que se podrá comprar estará acabado con elementos hechos con botellas de plástico recicladas, fibras de origen vegetal y pintura ecológica.

¿Qué se siente en la carretera?

Lo primero que sientes es que vas sentado muy alto. Seguramente conoces muchos compactos que se hacen pasar por SUV. El Ioniq 5 es lo contrario.

Luego, notarás que el selector del cambio giratorio es un poco complicado, escondido en la parte baja y a la derecha del delgado volante. Las levas suben o bajan el nivel de la frenada regenerativa. Reducir la velocidad en una rotonda haciendo clic en ellos, en lugar de usar el pedal del freno, se convierte rápidamente en el juego estrella del Ioniq 5.

La tercera cosa que sentirás es que es bastante rápido. La tracción en las cuatro ruedas y los 605 Nm no parecen sentir los 2.020 kg que pesa del Ioniq.

Y después de eso ya no hay mucho que notar, porque esta es la nueva normalidad del libro de instrucciones de los vehículos eléctricos al que todos nos estamos acostumbrando últimamente.

Es rápido, pero se desvanece a 130 km/h. A cambio, no se escucha el silbido del motor como en otros coches y, aunque Hyundai ha optado por los espejos de verdad en lugar de cámaras, el ruido del viento es escaso

Lo puedes llevar rápido, sí, y tienes cierta sensación de agilidad, pero aquí el peso y la falta de deportividad general alcanzan al Ioniq 5. No es un coche con el que buscarás curvas; es uno que se ocupa de ellas, y muy bien, pero pasa página y sigue con su día.

Y esto es lo que realmente me gusta del Ioniq 5 de esta prueba. Algunos coches intentan fingir que mejoran el mundo, que todos los viajes dentro de ellos son estimulantes descubrimientos y maravillas. Lo que obviamente es una tontería.

Aquí, Ioniq parece estar diciendo: "Mira, lo sabemos. Los viajes en coche son aburridos y a menudo estresantes. Hay obras, atascos, badenes, acaparadores del carril central... La recarga pública es una lotería y en zonas con radar hay un Audi Q7 tan cerca de tu parachoques trasero que puedes saber qué emisora está escuchando".

Y en respuesta a eso, Hyundai ha construido un vehículo eléctrico que está tratando de aliviar todo eso. Es cómodo, fácil de usar y nada deportivo. El Ioniq 5 protagonista de esta prueba parece ser un vehículo eléctrico construido para el mundo a veces irritante en el que tenemos que conducir, no el utópico que desearíamos tener.

Una prueba de Ollie Kew

Cargar coche eléctrico

Coches eléctricos e híbridos

No hay duda de que los coches eléctricos e híbridos son el futuro, nos guste o no. Aquí tienes información con lo que te interesa... aunque a veces no sea lo que quieres oír.

Etiquetas:

Coches compactos

Buscador de coches

Y además