Prueba nuevo Kia Niro 2017: a la altura de las circunstancias

¿Qué hace un SUV híbrido en Top Gear? El Kia Niro se gana un espacio en nuestra web por no ser lo que esperas en absoluto… Sorpresa: pueden fabricarse crossover emocionantes.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
7 10

Nuestro veredicto

Antes de hablarte de la prueba del Kia Niro 2017, vamos a contarte que es el primer modelo de la marca pensado desde el principio para la tecnología híbrida y que, de hecho, está entre los mejores coches híbridos por relación calidad-precio. Según los estudios de mercado, las ventas de los crossover van a seguir subiendo y las de las mecánicas que combinan electricidad y gasolina, también. La suma es sencilla. De momento, sí. Llegará un Kia Niro enchufable, pero la apuesta, como ves, sigue siendo por grupos propulsores que contaminen lo menos posible. De hecho, este es completamente nuevo, igual que la plataforma. Se ha tirado la casa por la ventana.

Y nosotros nos preguntamos… ¿merece la pena ese esfuerzo? Kia piensa que sí y tiene buenas razones para creerlo, ya que, desde luego, las ventas de SUV no parece que vayan a estancarse ni de lejos. La salud de sus rivales (su objetivo son el Nissan Qashqai, Renault Kadjar, incluso el Toyota Auris) así lo indica y es lógico que la compañía coreana quiera una parte del pastel dentro de los SUV de 2017… con un concepto casi revolucionario.

No te pierdas: ¿Cómo serán los SUV en 2030?

No, pero uno cómo este, sí. Porque (prepárate para la sorpresa) es dinámico. No para tirar cohetes, pero lo suficiente para que destaque entre los SUV híbridos. Nunca pensaste que diríamos esto, ¿eh? Pero nos lo hemos pasado bien con un coche de 1.400 kilos que tiene 141 CV.

Vale, sobre el papel, las cifras del Kia Niro 2017 no impresionan: 162 km/h como velocidad máxima, un 0 a 100 en 11,5 segundos... pero el Kia Niro es capaz de subirte las pulsaciones. Veeeenga, hay que ir más allá de esto y dar una oportunidad a su sistema híbrido, que gestiona los modos de conducción para que tú no tengas que preocuparte por nada. Es decir, el Kia Niro elige si utiliza el motor eléctrico (modo EV, hasta los 20 km/h), el térmico (Eco) o ambos (Power). Te descarga de responsabilidad y esto trae consigo algún que otro pero… 

No tendrás ningún problema en la ciudad, donde todo es fuerza eléctrica y silencio. Su comportamiento en carretera no es nada despreciable tampoco: el apoyo mutuo de las mecánicas permite mantener cruceros adecuados en autopista y circular ‘ligerito’. Además, el trabajo de insonorización es destacable. La entrega de potencia no flojea… ¿nunca? Bueno, hablemos ahora de la caja de cambios automática del Kia Niro. Es la misma de doble embrague y siete marchas que se desarrolló para el Kia Cee’d, pero aquí tiene seis velocidades para mejorar la respuesta. 

 

 

¿Lo han logrado? Más o menos. No notarás apenas los cambio de marcha pues su funcionamiento es suave frente al cambio CVT que montan otros híbridos; aun así, en zonas donde necesitas más vida, como puede ser al subir un puerto de montaña y pisar el acelerador, entra en juego la función ‘kickdown’, que reduce varias marchas de golpe, por lo que le costará más de lo deseado recuperar la chispa necesaria para moverte con soltura. 

Si pones la palanca en modo secuencial, el Kia Niro entra en modo Sport, donde su comportamiento general varía y su tacto es más duro. Sin embargo, sigo echando en falta unas levas tras el volante de este crossover para poder exprimir a fondo la potencia de este SUV híbrido; habría sido perfecto…

En general, el chasis del Kia Niro es ágil y te invita a divertirte, aunque en carreteras de montaña quizá lo notes algo ‘perezoso’… (no olvides que estás al volante de un coche de 1.400 kg), pero no te sorprenderá con balanceos exagerados. Los 4,4 l/100 km anunciados para las llantas de 18” que equipaba nuestra unidad de pruebas parecen demasiado optimistas, pero te diré que en circunstancias reales mixtas (tráfico urbano y en carretera) logré marcar 3,8 litros/100 km. ¡Todo un puntazo!

 

Chasis ágil y que "invita a divertirse"

Lo sé. Pero relee también lo de las llantas de 18” pulgadas. La otra opción son unas de 16 y la amortiguación ha sido puesta a punto por separado para cada una de las medidas. Esto, que parece de lógica, no es algo que los fabricantes suelan hacer… y luego pasa lo que pasa. En el Kia Niro 2017 es un acierto pleno, ya que la suspensión más firme se reserva para las mayores. Ganas estabilidad en carretera y confianza, aunque también pierdes comodidad, ya que notas cada junta de dilatación o bache, por pequeño que sea. Igual se les ha ido un poco la mano… Si quieres confort, escoge las de 16”.

Puede marcar una diferencia importante, desde luego. Añade unas medidas aptas para la ciudad y un interior espacioso: aunque su longitud es de 4.350 mm, 125 menos que el Kia Sportage, las batallas de ambos modelos son idénticas (2.700 mm), lo que deja un habitáculo inmenso, con amplitud en las plazas traseras, anchura, sitio para los hombros de los frikis de gimnasio y para las cabezas de los altos.

 

Las baterías van alojadas bajo el asiento posterior, así que no restan espacio a las bolsas de viaje. El maletero tiene 421 litros de capacidad, en línea con sus rivales. Al parecer, lo tiene todo para triunfar; la marca se ha esforzado y hay que reconocerlo. Ha cuidado muchísimo los acabados (quedan algunos plásticos mejorables, pero la impresión general es muy buena) y, sobre todo, ha incluido un equipamiento de primer nivel.

El Niro presenta dos novedades mundiales: una cámara trasera bajo el parabrisas -justo en el engranaje- y un sistema que predice las subidas y bajadas del terreno (utiliza el GPS) con el fin de optimizar el consumo. Pero, sin llegar a eso, hay calefacción en asientos y volante, pantallas con gráficos más que decentes y una sensación de calidad patente.

¿Lo menos lógico? Que el freno de estacionamiento es de pedal y no se corresponde para nada con el concepto general del Niro. El precio del Kia Niro empieza en los 19.985 euros y llega a los 24.385 y está disponible a partir de septiembre en tres versiones: Concept, Drive y Emotion. El Kia Niro, un SUV híbrido dinámico. Señores fabricantes, tomen nota. Se puede.

Lecturas recomendadas