Pasar al contenido principal

Prueba del Kia Stonic: el nuevo SUV compacto con ganas de triunfar

¿Podrá el coreano ser líder en Europa?

Kia Stonic

Esta prueba del Kia Stonic es la mejor muestra de que este coche es fruto de las nuevas tendencias del mercado. Si hace 10 años, el segmento de los SUV pequeños no era más que un nicho, ahora se ha convertido a una parte muy importante del mercado y ya se venden 1,1 millones de unidades al año. ¡Pero atención! Se espera que en 2020 se comercialicen 2 millones de coches nuevos con estas carrocerías elevadas.

El Nissan Juke se inventó este segmento, Kia dice que puso su granito de arena con el Soul y Renault se llevó todos los honores con el Captur: un SUV de 4 metros que destaca por su diseño exterior y un habitáculo con unos acabados que son algo mejorables.

 

¿Qué ofrece el Kia Stonic frente a sus rivales?

5 razones por las que Kia es un gran rival de las marcas europeas

Los mismos directivos de Kia han reconocido que el segmento de los SUV B es el que tiene menos fidelidad del mercado. Es decir, no por tener un Kia te vas a comprar un Kia. Los clientes de este tipo de coches se pasan de un bando a otro y lo que más les importa es la estética. Por ello, era vital poner en el mercado un coche bonito y, sin duda, los chicos de Kia (con el señor Peter Schreyer al mando) lo han conseguido con creces.

 

 

Pero antes de contarte la prueba del Kia Stonic, unos datos de interés: el nuevo Stonic tiene una carrocería de 4,4 metros de longitud que destaca por sus cortos voladizos (muy al estilo Mini) y por lo musculosos que resultan sus pasos de rueda. ¡Impresiona! Tiene un aspecto agresivo al verlo al natural y transmite sensación de agilidad aunque esté parado. Esta es una de las máximas de todos los diseñadoras y otra que te gustará es la “característica nariz de tigre” del Stonic. Es decir, hablan de la forma de la parilla delantera.

Pero lo cierto es que el Stonic es un coche bonito, entra por los ojos, en Kia lo saben y en España esperan vender 15.000 unidades durante 2018. ¡Suerte!

 

El Stonic no está basado en el Hyundai Kona

Efectivamente, aunque Hyundai y Kia son marcas hermanas, aquí cada ingeniero ha tomado su camino propio. Hyundai va a comercializar su Kona en todo el mundo y quiere que su coche tenga (opcionalmente) tracción total. Kia va a limitar las ventas del Stonic a Europa y no le importa que sea “solo” un tracción delantera. Las estadísticas de ventas demuestran que pocos clientes escogen la tracción total.

Así que ha creado el nuevo Stonic basándose en la plataforma del Kia Rio y, de este modo, se ha ahorrado un buen puñado de euros en el desarrollo. Así que puede ofrecer su coche a un precio más económico que su marca rival, digo hermana.

 

Dos motores de gasolina y uno diésel

Se acabaron los tiempos en los que los motores diésel reinaban el mercado. Después de tanto escándalo, los propios directivos de las marcas reconocen un desmarca de las mecánicas de gasolina. El nuevo Stonic 2017 te lo podrás comprar con dos motores de gasolina y un único diesel.

La gama de gasolina está formada por un discreto 1,2 litros atmosférico de cuatro cilindros con 84 CV de potencia. No he podido paladear este motor durante la prueba del Kia Stonic que la marca de coches me ha permitido realizar en Berlín, supongo porque no querían dejarnos analizar una mecánica tan justa que está más orientada a ofrecer un buen precio de acceso a la gama y una versión ideal como coche de alquiler.

Sí he probado el 1.0 T-GDi de 120 CV. ¡Excelente motor! Se trata de un bloque de tres cilindros turboalimentado que empuja con muchas ganas a bajas vueltas, acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y promete un consumo medio de 5 l/100 km. Para mí, es el mejor motor de la gama Stonic 2017.

No obstante, si sueles hacer muchos kilómetros al año (el Stonic no es mejor candidato para ello) puedes escoger el motor diésel 1.6 CRDi de 110 CV. Sus prestaciones son muy parecidas al gasolina pero su nivel de rumorosidad es algo mayor. Eso sí, promete un consumo medio de tan solo 4,2 l/100 km.

 

VÍDEO: el Kia Stinger GT se atreve con Nürburgring... ¿demasiado valiente?

 

¡Ya puedes llevártelo a casita!

Si lo que has leído en esta prueba del Kia Stonic te han animado a comprarte uno, debes saber que las primeras unidades ya están disponibles en los concesionarios. El Kia Stonic más barato es el Stonic 1.2 CVVT Concept (el motor que corre poco) tiene un precio de 12.919 euros y el Kia Stonic 1.2 CRDi Tech (el más caro) te saldrá por 18.619 euros. Las versiones más interesantes son las equipadas con el motor de gasolina 1.0 T-GDi que están disponibles desde 14.669 euros.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear