Pasar al contenido principal

5 marcas de coches que deberías conocer si te consideras un petrolhead

Cinco marcas, cinco países, cinco historias tristes.

Estarás de acuerdo conmigo que podría haber sido mucho más retorcido y hablar de marcas de coches todavía más raras, pero he querido ser bastante fiel al titular: si no conoces estas cinco marcas, no te deberías considerar un auténtico petrolhead. He decidido también escoger cinco marcas de los grandes cinco países automovilísticos, con la salvedad de Japón: EEUU, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia están bien representados en estas marcas de coches tan desconocidas. Bueno, desconocidas para los no expertos, seguro que tú te sabes su historia de pe a pa.

 

Duesenberg

Sin duda, una de las marcas de coches más desconocidas de EEUU y una marca que debes conocer sí o sí. El Rolls-Royce americano tuvo una existencia injustamente corta, aunque jugó un papel fundamental en una de las eras más esplendidas del automóvil: los primeros años del Siglo XX en América. Los felices años 20 tuvieron en el Duesenberg su coche ideal: glamuroso, majestuoso, lujoso hasta un extremo nunca visto, perfecto para lucir palmito por las calles de Los Ángeles o Nueva York.

Fue fundada en 1913 por los hermanos Fred y August Duesenberg en Iowa y su objetivo era crear vehículos deportivos. No obstante, finalmente se dedicaron a crear coches de superlujo. Bueno, estamos en los años 20 y en ese momento, el Duesenberg, se consideraba el mejor coche americano: capaz de conseguir el refinamiento y la técnica de un Rolls-Royce y las prestaciones de un Bugatti: un Duesenberg SJ era capaz de alcanzar los 100 km/h en 9 segundos y superar los 200 km/h. Ojo, en los años 20. En 1926 fue comprada por el dueño de Auburn-Cord y en 1937, las dificultades económicas de esta compañía, arrastró también a Duesenberg al abismo. Solamente se habían fabricado 650 coches y la Segunda Guerra Mundial terminó por desterrar cualquier esperanza de resurrección. Hoy Duesenberg se considera el constructor de mayor calidad de la historia del lujo y el precio de sus coches en el mercado de ocasión puede superar los 10 millones de euros. ¡No te pierdas la galería para conocer más sobre él!

 

Iso Rivolta

Iso Rivolta Grifo A3/L 327 - 259,10 km/h

De EEUU viajamos a Italia, en su mejor momento, los años 50. En el año 1953 nacía esta compañía fundada por Renzo Rivolta, un industrial italiano especializado en la producción de electrodomésticos eléctricos primero y motos más tarde, a partir del año 49. La idea que tuvo Rivolta fue sencilla: crear coches italianos, bonitos, plenamente utilizables y con un alto grado de fiabilidad, algo que no era muy habitual en aquella época. No obstante, Iso Rivolta se hizo famoso primero por sus pequeñas scooters y más tarde por el mítico Isetta, que BMW terminó de popularizar.

No obstante, el objetivo de Renzo llegaría en 1962 con el Iso Rivolta 300. Se trataba de un Gran Turismo de lujo, con el mejor diseño italiano obra de Giorgetto Giugiaro y la fiabilidad que le aportaba un gran motor V8 americano de origen Chevrolet. Tres años después llegaría el Iso Rivolta más famoso, el Iso Grifo con su espectacular diseño y grandes motores americanos bajo el capó: Chevy primero y Ford después. En 1966 moría de repente Renzo Rivolta, pero su hijo Piero Rivolta todavía sería capaz de producir coches interesantes como el Iso Rivolta Fidia, el sedán más rápido de su tiempo. Lamentablemente, en 1974 se iría a la quiebra habiendo fabricado solamente 1.700 ejemplares. Muchos lo echamos de menos, Andrea Zagato también y el Iso Rivolta Zagato Vision GT es un buen ejemplo.

 

Borgward

Borgward Isabella deportivo lujo

De Italia viajamos a Alemania. Hoy, hablando de marcas premium, siempre tenemos en la cabeza a BMW, Audi o Mercedes. Pero podrían ser cuatro si Borgward hubiese llegado hasta nuestros días. Borgward nació de la mano de Carl Borgward cuando en 1929 fusionó su Goliath-Werke Borgward & Co con Hansa Lloyd AG, otra empresa automovilística de la zona de Bremen que estaba en dificultades.

La marca empezó a producir vehículos de gama media y alta, bonitos sedán, grandes coupé o auténticos gran turismo. Borgward consiguió sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial y en los años 50 vivió sus momentos más felices. En 1954 nacía el precioso Borgward Isabella, mientras que en 1960 comenzaba la producción del Borgward P100 con suspensión neumática y muchos avances técnicos como la transmisión automática. Borgward no murió, Borgward fue asesinada: su situación económica no era fácil y contaba con muchas deudas, pero unas deudas que quizás podrían haber sido refinanciadas. No obstante, los ya grandes gigantes del motor en Alemania no querían otro rival potente y finalmente la empresa se declaró en bancarrota tras el espaldarazo de los acreedores en 1961. Marcas como Volkswagen u Opel fueron más hábiles al crear una producción más optimizada y sobrevivieron. Una pena que Borgward no pudiese sobrevivir, aunque habrá que ver si triunfa su intento de resurrección: así es el Borgward Isabella Concept.

 

Jensen

No viajamos muy lejos: de Alemania a Reino Unido. La siguiente de las marcas de coches que te hablamos hoy es Jensen Motors. Fue fundada en West Bromwich por los hermanos Alan y Richard Jensen en 1934. Su objetivo era crear coches deportivos y apasionantes pero también vehículos comerciales y útiles par todo tipo de funciones. No obstante, la Segunda Guerra Mundial fue un duro golpe para la marca, pero su resurgir fue mucho más espectacular.

Dos son los coches que Jensen nos dejó en un lugar especial de la historia: el Jensen Interceptor y el Jensen FF. El primero nació en el año 1950 y se convirtió en un espectacular gran turismo con una preciosa carrocería fastback que realmente le convirtió en uno de los coches británicos más sexy de su tiempo. El Jensen FF estaba equipado con tracción integral y ABS, convirtiéndose en uno de los deportivos más avanzados de su tiempo. ¿Te suena el Volvo P1800? También fue fabricado por Jensen, ¡vaya dos joyas! No ha habido pocos intentos para resucitar a Jensen y la verdad es que sería bonito volver a ver un deportivo fastback tan sexy como el Interceptor a día de hoy.

 

Venturi

Si eres un fiel lector, probablemente esta será la marca de coches que más fresca tendrás en la cabeza: la historia de Venturi es apasionante y tal como pudiste leer hace unos días, muchos lo consideran como el Ferrari francés. Esta es la marca más reciente en el tiempo, ya que su primer modelo fue presentado en el Salón de París de 1984. El objetivo de Venturi era crear un deportivo francés capaz de plantar cara a marcas como Porsche o Ferrari, crear deportivos fiables, utilizables en el día a día, dinámicamente impecables y con una imagen muy potente. El sueño se convirtió en realidad, pero lamentablemente duró muy poco. 

Modelos como el Venturi 260 LM, el Venturi 400 GT o el Venturi 300 Atlantique dejan claro que lo consiguieron, aunque lamentablemente los bancos no permitieron a la marca afrontar su gran deuda de manera eficaz: en 1996 se declaró en bancarrota y hoy, Francia, no tiene ninguna marca de superdeportivos de primer nivel. 

Cinco marcas que han desaparecido y que probablemente el mundo sería mejor con ellas entre nosotros. Injustamente desconocidas, espero que tras leer este artículo, si no conocías alguna de ellas, investigues más para conocer todos sus secretos y su historia. No te pierdas la galería de fotos donde podrá ver algunos de sus modelos más espectaculares.

Lecturas recomendadas