Pasar al contenido principal

5 razones por las que Kia compite con Renault, Citroën, Opel...

Por méritos propios

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Kia Stinger GT

En este artículo no pretendemos hacer sangre pero sí reconocer lo que es meritorio por eso exponemos las razones por las que pensamos que Kia es un fabricante al nivel, o incluso por encima, de europeos como Renault, Citröen, Opel... Por eso interesa hacer memoria.

No te pierdas: Así es el nuevo Kia Ceed

Hace unos años, había distinciones muy claras entre coches baratos y coches premium, un escalón intermedio lo ofrecían marcas muy concretas y eran modelos con una relación entre calidad y precio aceptable. Los baratos venían de Corea del Sur, querían introducir sus marcas a toda costa y, aún siendo coches nuevos, ofrecían una calidad baja, con unos acabados dignos de coche de juguete de bazar todo a cien, con unos motores cuya tecnología era heredada de años atrás y ni siquiera se actualizaba para enfrentarla a mecánicas revisadas, menos glotonas y más respetuosas.

Calidad-precio

Los Kia de hace 10-15-20 años eran lamentables en todos los aspectos: diseño, acabados, comportamiento... solo su precio podía atraer clientes preocupados por ahorrar unos duros. Por poco más, los europeos de gama baja como los Opel, Renault o Citroën más básicos, ofrecían algo más de calidad por un precio mayor. Ahí los europeos, ganaban, por poco, pero ganaban.

Ahora mismo, incluso dependiendo del caso, los coreanos son una potencia tecnológica, un referente mundial, tanto que les comen el bocadillo a los apoltronados europeos y en el sector del automóvil no es una excepción.

La calidad de los interiores son tan dignos o incluso mejores, el arsenal tecnológico de infoentretenimiento está presente, las mecánicas tan avanzadas y respetuosas como las europeas y conducir uno de los coches de Kia no tiene nada que ver con sus antecesores, mucho más acorde con los estándares de disfrutar conduciendo.

Tecnología

Ningún coche que se precie se oferta ya sin pantalla táctil, Bluetooth, navegador, wifi, 4G, etc., etc., etc. y, como decía, los coreanos han sabido apostar por el I+D para ofrecer en sus productos lo más puntero. Las mecánicas no se quedan atrás y han sido tan hábiles adaptándose a las nuevas normas anticontaminación como los europeos.

Sin embargo, los generalistas 'locales' se han dormido en el confort de que sus coches se vendían solos gracias a la mala fama de los que venían de Asia. Poco a poco, la proliferación y popularización de marcas como Kia gracias al boca a boca y al marketing, ha ganado la partida a los europeos.

Vehículos tan actualizados en cuanto a la mecánica como a la conectividad como el de esta prueba, Kia Stonic 1.0 T-GDi, el Kia Niro EV de 450 km de autonomía o novedades como la llegada de un coche híbrido a la gama SUV, el nuevo Kia Sportage híbrido, demuestran que están compitiendo por ofrecer el mismo producto que el consumidor exige a cualquier marca que se precie.

Seguridad

Los estándares de seguridad han sido cada vez más exigentes, los coches venidos de corea a duras penas pasaban los test de control, mientras que los europeos, se construían bajo las normas exigentes por lo que se fabricaban con un respaldo que no podía ser contestado por sus lejanos rivales.

Eso ya no ocurre, pocos fabricantes que vendan en Europa dejan de lado la incorporación de medidas activas y pasivas en cuanto a la protección de los ocupantes y de los peatones, y las que lo dejan siguen manteniendo el halo de 'marcas baratas' por motivos así.

Fabricación

Tanto el diseño como la fabricación de algunos modelos coreanos como el nuevo Kia Ceed de 2018 nace, desde su origen en Europa, en el centro tecnológico que Kia tiene en Frankfurt y se recluta a importantes figuras que destacaron en otras empresas como el ex de BMW, Albert Biermann,quien fuera jefe de desarrollo dinámico de BMW M, para producir coches tan atractivos, en muchos sentidos, como el KIA Stinger: la berlina que debería triunfar en su segmento

Te interesa: Prueba Kia Stinger GT

Garantía

Ofrecer 7 años de garantía es estar muy seguro de que tus coches no van a fallar, al menos, en los primeros años, cuando el resto de marcas están obligados a garantizar una asistencia ante fallos en la fabricación. Por eso, si además tenemos en cuenta lo anterior, Kia puede darle a sus clientes un aliciente de seguridad en cuanto a sus productos a medio-largo plazo.

Y si quieres más información sobre los modelos de Kia, tienes los detalles en nuestra sección de fichas.

Lecturas recomendadas