Probamos el Audi S8 2022: sigue siendo de los más deportivos y elegantes de la clase

Prueba Audi S8 2022

El nuevo Audi S8 recibe un lavado de cara, pero mantiene su elegancia y calidad

Siempre lució estilizado, siempre fue de los más elegantes de su clase, siempre vistió imponente y siempre se vio guapo. Aun así, el Audi S8 2022 de esta prueba ha pasado por la clínica estética para unos retoquitos que le permitan seguir siendo de los más bellos y mantener así su estatus.

Marc Lichte, responsable de Diseño de Audi, ha sido el cirujano que se ha encargado del restyling del S8. ¿Sus cambios? La parte inferior de la parrilla Singleframe es más ancha, lo que le confiere una imagen más atractiva. Otra alteración ha llegado hasta la mirada, ya que ahora los faros montan la tecnología Digital Matrix LED DMD (dispositivo digital de microespejos).

No te pierdas la prueba de su abuelo: Audi S8 (D2)

Desde la factoría de Ingolstadt quieren que el Audi S8 brille lo máximo posible. Es por ello que han incluido los pilotos digitales OLED y sus firmas visuales. En comparación con el Audi A8, el S8 suma una firma más, por lo que tiene tres opciones. 

Te quedarás hipnotizado ante los diodos orgánicos emisores de luz. Pero no solo es postureo, puesto que la marca alemana también ha pensado en la seguridad de los pasajeros: si otro vehículo se acerca por detrás a menos de dos metros, saltan todos los 'chivatos' de luz para llamar su atención.

Hay aspectos inherentes a esta berlina deportiva que siguen deslumbrando. Uno es la doble salida de escape a cada lado; otro, las carcasas de los retrovisores en aluminio; y un tercero, los listones cromados en la parte inferior del paragolpes delantero, en el difusor posterior y en los estribos laterales, con forma cóncava.

Audi siempre se ha caracterizado por ser detallista en cada vehículo que diseña; por eso no quiere dejar de sorprender a sus clientes con sus detalles. Como Jack Nicholson en 'El Resplandor', loco, me quedo cuando al acercar la mano al tirador de la puerta, la carrocería sube por sí sola hasta los 50 mm con el fin de facilitar la entrada. Lo mismo ocurre cuando salgo del habitáculo.

Los coches deportivos que van a crear tendencia en 2022

Cuando me incorporo a los asientos con masaje presencio la misma suntuosidad y el mismo esplendor que el modelo antecesor. El diseño interior no había que retocarlo mucho puesto que sigue siendo actual como el primer día. 

Podrías preguntarme dónde prefiero viajar en este nuevo Audi S8 y podría decirte que me daría igual porque tanto las plazas traseras como delanteras son espaciosa y muy cómodas. Ahora bien, en el caso del modelo de la prueba elijo quedarme en el puesto de conducción. ¡Todo un gustazo! 

Prueba Audi S8 2022

Tengo el gran privilegio (lo reconozco) de pulsar el botón de encendido y que el motor V8 biturbo se ponga en marcha. No es común deleitar tus oídos con el rugido de este propulsor, que llega acompañado por el sonido del escape, que es más acusado gracias a las mariposas que monta. Tengo que valorar enormemente la suerte de escuchar el sonido de este angelito de ocho cilindros; por desgracia, una rara avis en el sector... 

Una vez iniciada la prueba del S8 compruebo que el corazón de este Audi brilla en carretera. A los mandos de un vehículo que tiene un propulsor de 571 CV con un par máximo de 800 Nm, entre 2.050 y 4500 rpm, veo cómo acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos. Y tiene mérito que sea tan rápido porque hablo de una berlina de 2.295 kg y 5,20 metros de longitud. ¿Cómo te quedas? Seguro que con el culo torcido, como yo.

Cuenta con un cambio automático Tiptronic de ocho velocidades, que tiene una doble virtud: es rápido y suave, salvo en la opción Dynamic, que me permite gozar de los típicos tirones de los coches deportivos al subir o bajar velocidades. 

La maravillosa mecanización de esta caja permite cambiar de hierro incluso cuando el motor de combustión no está en marcha gracias a una bomba de aceite eléctrica.

Cuando el Audi S8 coge carrerilla, se comporta como un señor en las curvas sin que los pasajeros noten los virajes, pero, obviamente, sin dejar la deportividad de lado. Presume de un diferencial central autoblocante y de uno deportivo -distribuye activamente el par entre las ruedas traseras-, así como tracción cuatro y dirección dinámica a las cuatro ruedas. Y sí, todo de serie.

Este tipo grande, elegante, y dicho sea de paso, corpulento (más de dos toneladas le contemplan) debe ofrecer seguridad en la frenada. Para que todo vaya rodado, Audi ha diseñado unos enormes discos de freno carbocerámicos (como opción). Cuando echas el pie al freno la eficacia y suavidad son dos rasgos distintivos.

Prueba Audi S8 2022

Como decía antes, Audi no va a descuidar ni va a dejar nada al albur. Por esta razón, ofrece todo tipo de avances en tecnología como como la suspensión activa predictiva, que puede actuar sobre cada rueda de forma individual a través de un motor eléctrico para regular la posición del chasis. 

Junto a este sistema también se pone en marcha la cámara frontal, que reconoce las irregularidades de la calzada y regula la suspensión. 

Con el fin de reducir la aceleración lateral que actúa sobre los ocupantes, el coche inclina la carrocería hasta tres grados, eleva el lado exterior y baja el interior para que, a velocidades entre 80 y 130 km/h y una aceleración lateral de hasta 0,4 g, los virajes se noten lo mínimo posible.

A modo de conclusión, el Audi S8 2022 que he probado, que es todo un lujazo de esos que me encantaría tener en mi garaje para usarlo a diario al ir a la oficina como un ministro, eso sí, siempre conduciendo, y para darte una alegría con unas curvitas el fin de semana.

Como punto positivo puedo destacar que es una berlina cómoda pero también deportiva que ahora es aún más atractiva. Como punto negativo, que sigue siendo una berlina cómoda y deportiva al alcance de muy pocos bolsillos: desde 168.840 euros. 

Nuestro veredicto

9

Audi A8

Audi A8 S8

Marca:

Audi

Etiquetas: Berlinas