Pasar al contenido principal

Prueba Jeep Renegade 2019: un tipo cuadrado de ciudad y de campo

Aquí tienes las virtudes y defectos de este recién llegado

Imagen de perfil de Javier Leceta
Prueba Jeep Renegade 2019

Hacer la prueba del Jeep Renegade 2019 es ponerse al volante de uno de los SUV más cuadradotes del mercado. No, no lo digo despectivamente, sino todo lo contrario. Puede gustarte o no, pero el caso es que el diseño anguloso de este Jeep lo diferencia claramente de otros rivales, con estéticas que apuestan más por las líneas sinuosas (algunos de sus hermanos, como el Jeep Compass también han apostado por siluetas más suaves). Y, en estos tiempos de copieteo, todo lo que se salga de lo corriente se agradece.

Prueba Jeep Willys, el señor de la guerra

Desde su salida al mercado, allá por 2014, el Jeep Renegade se ha colocado en el garaje de 800.000 conductores de todo el mundo. Unas cifras que también lo convierten en uno de los pilares de la marca en el mercado español, donde aproximadamente el 30% de los Jeep que se venden son Renegados. Ahora, tras la versión lanzada en 2017, lleva un nuevo restyling.

 

 

Mismo diseño con algunos retoques

Como puedes ver en las imágenes, el robusto diseño del Jeep Renegade 2019 de esta prueba no varía mucho de las unidades que puedes encontrar ahora mismo en el concesionario. Los cambios más notables se aprecian en el frontal, que estrena una parrilla más molona, faros full-LED horizontales y nuevos antiniebla. Más novedades: sus llantas, que en esta ocasión pueden llegar hasta las 19 pulgadas (en el acabado Limited), las barras negras del techo (para las versiones Longitude, Limited y Trailhawk) y los nuevos pilotos posteriores.

En el interior ten encontrarás con un habitáculo con buenos acabados, aunque sin llegar a ser premium. Uno de los aspectos mejorables son los plásticos de las puertas (se agradecería una sensación de mayor calidad). Aunque en conjunto, y como ocurre con la mayoría de modelos del fabricante, es resultón. Como resultones -y cachondos- son los guiños que te encontrarás repartidos por el interior (pequeños logos que homenajean la famosa rejilla Jeep): para que las encuentres más rápidamente que yo, puedes verlas junto al retrovisor interior, en la cubierta de los altavoces e incluso en la cubierta interior del portón trasero.

 

Prueba Jeep Renegade 2019 (altavoz)

 

Pero hablando ya de las novedades en el habitáculo -y antes de meterme de lleno en mis sensaciones de conducción durante esta prueba del Jeep Renegade 2019- te cuento las más destacadas: una nueva consola central con más huecos para tu móvil, botellas e incluso un bolsillo para tu iPad Mini (si no lo tienes puedes comprártelo o, tranquilo, llenarlo con otros cachivaches); una práctica toma USB que es fácilmente accesible desde la banqueta trasera, algo que se agradece; y numerosos retoques estéticos en las tomas de aire de ventilación, radio y altavoces.

 

Prueba Jeep Renegade 2019 (interior)

 

Mirando al frente te encontrarás con un cuadro de instrumentos heredado del nuevo Jeep Wrangler 2018, que según la versión equipa una pantalla táctil HD de 5, 7 y 8,4 pulgadas. Controla de forma intuitiva el equipo de infotainment Uconnect de cuarta generación, que gestiona las principales funciones del coche y que además se llevará bien con tu smartphone, ya que integra Apple CarPlay y Android Auto. Además, incluye numerosas apps, entre otras una que te permitirá medir tus aptitudes off-road.

El Jeep Renegade 2019 de esta prueba tampoco se olvida de la seguridad. De serie encontrarás varios asistentes a la conducción, como el aviso de cambio involuntario de carril y la asistencia inteligente de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico. Opcionalmente o disponibles en algunos acabados, también están presentes la advertencia de colisión frontal plus con control de frenada activa, el control de velocidad adaptativo, el detector de ángulo muerto y el control de cruce delantero.

 

Nuevos motores, la principal arma del nuevo Renegade

Sin duda, los nuevos motores gasolina son la novedad más destacada del nuevo Jeep Renegade. Habrá disponibles dos turbos, un tricilíndrico 1.0 de 120 CV y 190 Nm de par, que llega con cambio manual de seis velocidades y tracción delantera. El segundo es un cuatro cilindros 1.3 que entrega dos potencias: 150 CV y 270 Nm, con cambio de doble embrague DDCT y tracción delantera; y otro de 180 CV y el mismo par, que en este caso está asociado a una transmisión automática de nueve velocidades con convertidor de par y tracción 4x4. Todas estas mecánicas hacen posible, según la marca, que el nuevo Jeep sea un 20% menos gastón.

 

Motores Jeep Renegade 2019

 

Los bloques turbodiésel, optimizados, también son dos: el MultiJet II 1.6 de 120 CV (cambio manual/DDCT de doble embrague y tracción delantera) y 2.0 de 140 CV (manual/automático de nueve velocidades y tracción integral) y de 170 CV (automático de nueve velocidades y tracción delantera/integral). Todas las versiones 4x4 incluyen los modos Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low. El primero gestiona de forma automática la entrega de potencia entre el eje delantero o los dos en función de las necesidades de adherencia. Por su parte, el segundo hace las veces de reductora e incrementa las prestaciones todoterreno. Además, incluye el control de descenso al sistema Selec-Terrain, que ofrece al conductore diferentes modos en función de la superficie por la que circule: Auto (eje posterior desconectado), Nieve, Arena y Barro.

 

Prueba del Jeep Renegade 2019: la hora de la verdad

De todos los motores disponibles, para esta prueba del Jeep Renegade 2019 he elegido el cuatro cilindros de 150 CV, justo el que se encuentra en el medio de la gama. Aunque la marca no ha facilitado aún sus prestaciones (aceleración, etc.), durante el test que he realizado por los alrededores de Balocco (Italia), lugar donde se encuentra la sede de FCA (Fiat Chrysler Automobiles) y donde el gigante automovilístico desveló recientemente los próximos Jeep que verán la luz, he podido comprobar que este nuevo bloque le sienta muy bien al nuevo Jeep Renegade. Empuja con fuerza en todo momento (eso sí, no olvides que te hablo de 150 CV, no de 510...), aunque sí resulta demasiado ruidoso cuando se revoluciona mucho. Su tacto general me ha gustado, menos cuando pegas un patadón al acelerador para hacer una recuperación: en ese caso se nota un leve retraso antes de que el coche salga disparado.

 

Prueba Jeep Renegade 2019

 

Pero en términos generales, el Renegade resulta un coche cómodo para viajar. Su cambio de doble embrague DDCT funciona bien, su paso por curva -sin ser un F1- es bastante aplomado y la dirección -con un toque de dureza- no es excesivamente flotante. Si buscas un SUV urbano con un toque diferente en cuanto a diseño y ciertas actitudes off-road, puede ser una opción a tener en cuenta.

 

Disponibilidad y precios del Jeep Renegade

Si te gusta, vete ahorrando en vacaciones, porque el todocamino llegará a los concesionarios el próximo mes de septiembre. ¿Precios? De momento solo te puedo ofrecer esta prueba del Jeep Renegade 2019, ya que la marca no ha hablado todavía de la pasta que costará. Sí ha adelantado que su precio de partida será aproximadamente el mismo que el del modelo actual (19.500 euros) o levemente superior. Los equipamientos se mantienen como ahora: Sport, Longitude, Limited y Trailhawk.

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear