Pasar al contenido principal

Prueba Kahn Vengeance GT: más allá de lo exclusivo

Ser único tiene un precio: este db9, preparado por Afzal Kahn, es un buen ejemplo...

Lo conducimos y flipamos

Probablemente, de primeras no entiendas de qué va el coche de esta prueba, el Kahn Vengeance GT. ¿Acaso un Aston Martin DB9 no es suficientemente exclusivo? En el 98% de lugares en el mundo sí, lo es. Pero hay ciertos enclaves que parecen tocados con la varita de la fortuna, donde mucho nunca es suficiente. Seguro que no te extraña el escenario de esta prueba: el Principado de Mónaco.

Es aquí, en uno de los lugares más exclusivos del planeta, donde Afzal Kahn, un reputado preparador británico conocido por sus Range Rover modificados, ha querido mostrar a sus potenciales clientes esta interesante preparación.

Prueba Kahn Vengeance GT (placa numerada)
La firma de A. Kahn sobre el motor es el toque final.

El Khan Vengeance GT es un deportivo de los de antes, con ese sabor que solamente un coche moldeado a puñetazos de martillo puede conseguir. Artesano. Único. Debo confesar que la primera vez que lo vi en el Salón de Ginebra no me entusiasmó: ese frontal cromado, una posible versión modernista de la clásica parrilla Aston Martin, me parecía demasiado llamativo en un coche tan elegante como un DB9.

Pero cuando lo tengo delante, en una de las plazas del casco viejo de Mónaco, la cosa se ve diferente. Y probablemente no lo vea más interesante ahora que antes, sino que ahora realmente puedo entender el verdadero significado de lo que representa un coche artesanal: en media hora habré visto unos 30 DB9 y, sinceramente, me aburre más que la telenovela del mediodía.

Un DB9 es exclusivo, sí, es deportivo, es elegante, difícilmente mejorable me atrevería a decir, pero cuando todos los vecinos de tu barrio tienen uno, hay algo que te puede dejar con un sabor algo amargo: aquí es donde entra este Kahn Vengeance, la pasión por la exclusividad al máximo nivel.

Fotos exteriores del Kahn Vengeance: más que un DB9

El Kahn Vengeance es más que una cara bonita

Me he querido extender más de lo normal en la presentación del coche y en su razón de ser para que entiendas cuál es el motivo para que este coche exista. Una vez dicho esto, deja que te muestre sus principales novedades. Afzal Kahn ha ido lejos con esta preparación: es mucho más que unas llantas más grandes o una pareja extra de luces antiniebla.

Se trata de un concepto nuevo, inspirado en los Aston Martin más deportivos de las últimas décadas, como las versiones carrozadas por Zagato, el Vantage V600 o el Vanquish original. Una propuesta que combina la elegancia clásica de Aston Martin con una estética más imponente. Esto se logra con unos pasos de rueda más anchos, unas llantas de estilo vintage y una trasera que, realmente, parece heredada del carrocero milanés: pilotos redondos de inspiración italiana y un difusor de fibra de carbono que da el toque racing.

Pero a diferencia de los Aston Martin más radicales, como el V12 Vantage S, aquí todo se ha hecho respetando el refinamiento y el lujo. No es una versión radical, es una versión donde el objetivo es ser el mejor. Abro la puerta y de primeras parece un DB9 normal, pero es en los pequeños detalles donde pagas la considerable diferencia de precio: el volante está completamente tapizado en Alcantara, el cuero mantiene un patrón con costuras líneales que recorren el habitáculo de punta a punta: techo, asientos e incluso la parte superior del cuadro de mandos.

Un vistazo a los detalles del Kahn Vengeance

La piel roja pone el punto de color a este interior que rezuma calidad por cada poro. Al volante, el Vengeance GT es un auténtico gran turismo, un coche de lujo, rápido, pero de lujo. Los asientos tienen un mullido realmente agradable y, salvando las diferencias, me recuerda un poco a un Rolls Royce: más bien blanditos. La suspensión no es dura y el motor tremendamente progresivo. Es un coche que se disfruta paseando con tranquilidad por las calles del Principado, sin prisa, dejando que la gente admire tu buen gusto. ¿Demasiado ostentoso? Cuando hablamos del lujo elevado a la enésima potencia es difícil trazar una división entre el placer de lo mejor y la necesidad de llamar la atención, ¿no te parece? 

Y es que solo se fabricarán cinco odas a la exclusividad y al lujo artesanal. Ya te aviso de que si lo quieres, llegas tarde...

Datos técnicos Kahn Vengeance GT

Prueba Kahn Vengeance GT (motor)
Sin cambios bajo el capó: un V12 de seis litros y 517 CV.

Motor: 5.935 cc, V12 atmosférico, tracción trasera, 517 CV, 620 Nm

Consumo y emisiones: 14,3 l/100 km, 333 g/km CO2 

Prestaciones: 0–100 km/h en 4,6 s, 295 km/h 

Precio: 410.000 euros

 

Lecturas recomendadas