Pasar al contenido principal

Prueba del Kia Sorento PHEV: bueno en ciudad... y para todo lo demás

Un SUV híbrido enchufable del segmento D
8 10

Nuestro veredicto

Seguro que alguno sufre combustión espontánea, pero lo cierto es que la prueba del Kia Sorento PHEV es una de las que más ganas tenía de hacer este año. Por muchas razones: creo que este SUV del segmento D ha avanzado mucho con respecto a la primera generación, que era más campera y más ruda en general.

También hemos probado el Kia Sorento híbrido

Con la llegada de la cuarta evolución, se ha culminado el viaje de Kia en este segmento. Un viaje con un destino final claro: ser un buen coche asfaltero y de alta calidad.

Y creo que lo han conseguido. Lo pienso mientras me acomodo en el asiento del conductor. Todo emana un aire agradable, con un diseño limpio en líneas generales, una pantalla de 10,25" en el centro del salpicadero con grafías de diseño moderno. 

Para mi gusto, creo que la zona del climatizador, que afortunadamente mantiene controles físicos, podría estar mejor resuelta con pulsadores algo más grandes y ¡sin color negro piano! Una oda a las huellas dactilares que se suma a las que vas a dejar en la pantalla para controlar el navegador o el sistema multimedia. Eso sí: a diferencia de otros modelos, es fácil de manejar incluso con botones virtuales gracias a una lógica de manejo bien estudiada.

Kia Sorento o Seat Tarraco

Conducción del Kia Sorento PHEV

Antes de iniciar la marcha me cuesta un poco acomodarme. Para mi gusto tiene unos asientos algo duros y demasiado apoyo lumbar. Además, mi rodilla derecha va tocando la consola central si quiero ir en mi posición natural. Pero creo que es algo a lo que te acabas acostumbrando y no es ningún inconveniente serio.

Estos son los mejores híbridos para comprar por calidad-precio

El selector del cambio automático de seis marchas es una ruleta, por lo que no tienes carril para manejo manual, que queda relegado a las levas del volante. En todo caso, creo que no es un coche que se preste a un manejo de este tipo en un puerto de montaña, por ejemplo.

Y eso que durante la prueba del Sorento PHEV me ha sorprendido que la suspensión es más dura de lo que cabría imaginar, lo que le hace ganar puntos en zonas de curvas. Supongo que los encargados de la puesta a punto han preferido dotarle de un aire más firme a costa de algo de confort, que tampoco es que sea escaso.

 Donde más cómodo está es en una autopista o en un recorrido interurbano donde circula a 2.000 rpm a 100 km/h y a 2.500 a 120 con un nivel de sonoridad bajo y una calidad de marcha alta. Si la cosa se retuerce no tendrá demasiados problemas en digerir las curvas si estas son amplias. Según se van cerrando, aumenta su grado de disconformidad con lo que está ocurriendo.

Y eso que la dirección del Sorento es firme y razonablemente precisa. También el eje delantero, que es capaz de encarrilar los 2.045 kilos que dice la ficha técnica que pesa este híbrido enchufable con bastante soltura si no le exiges demasiado. Y es que las inercias son fuertes y los Continental Premium Contact 6 de medida 235/55 R19 no pueden hacer milagros. Afortunadamente, tiene un carácter noble y subvirador y te avisa cuando vas a superar el límite.

Los motores del Sorento: un turbo y un eléctrico

Una de las novedades del Kia Sorento PHEV es que utiliza un motor 1.6 Turbo, una combinación que se estrena en este modelo, ya que hasta el momento todos han sido atmosféricos. El motor de gasolina tiene 180 CV y 265 Nm, lo que unido a los 91 y 304, respectivamente, del eléctrico, dan unas cifras combinadas de 265 CV y 350 Nm.

Al iniciar la marcha, es el eléctrico el que mueve todo el conjunto. Kia dice que el Sorento PHEV tiene una autonomía de 57 km, que puede subir hasta los 70 si se hace un recorrido urbano, ya que se regenera energía al frenar o al levantar el pie del acelerador.

Uno de los aspectos en los que pinchan muchos híbridos enchufables es en la transición entre la suavidad del motor eléctrico y el de combustión. Se podría decir que en este apartado este modelo cumple bien, ayudado también por la utilización de una caja de cambios "convencional" con marchas de verdad.

Por dentro: una caverna en la que caben siete

Esta prueba del Sorento también ha tenido su peculiaridad, ya que no todos los días se prueban modelos de siete plazas con un tamaño relativamente digno. En España este SUV siempre va a tener siete plazas con la configuración clásica 2+3+2.

Como cualquiera podrá imaginar, una con una batalla de 2,8 metros, el espacio interior es más que generoso en la segunda fila, pero también en la tercera, donde además hay un control para el aire acondicionado y hasta tomas de carga USB.

Prueba Kia Sorento 2020

Como conclusión, diría que el Kia Sorento PHEV de esta prueba es un SUV híbrido enchufable bastante digno y con unos precios coherentes con lo que ofrece, que es un tamaño y presencia algo mayor que el de sus rivales (por ejemplo, unos 10 cm más que un Tarraco). 

Ford Kuga PHEV 2020

SUV híbridos enchufables

Los SUV híbridos enchufables son la mejor solución para los que quieren moverse por el tráfico trabado de las ciudades y a la vez disfrutar de las ventajas de estos coches porque su autonomía te permite moverte sin gastar apenas gasolina en el día a día. Aquí tienes toda la info que te interesa.

Ver otros acabados de KIA Sorento
  • Precio

    0

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.598 cc

  • Par motor

    350 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    265 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    175 L / 2.077 L

  • Aceleración 0-100

    8,7 s

  • Velocidad máxima

    193 km/h

  • Consumo oficial

    1.7 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Buscador de coches

Y además