Pasar al contenido principal

Prueba del Mercedes Clase S 2021: alucinamos así, en general

Nos subimos al futuro. ¡Qué despliegue de medios!

9 10

Nuestro veredicto

Reconozco que estoy alucinado con el Mercedes Clase S 2021 que acabo de poner a prueba en una primera toma de contacto a la que Mercedes nos ha invitado. Te invito a que te relajes en tu sofá para que trates de identificarte con el lujo y las novedades tecnológicas que trae el buque insignia de la marca de Stuttgart. Te cuento.

Es bastante posible que no estés pensando en comprarte un Mercedes Clase S, porque quien se lo puede permitir seguramente jamás lea una prueba, sino que llega al concesionario, se sienta (en las plazas traseras, claro), queda alucinado con su despliegue tecnológico y pide la cuenta para que, después, su chófer le lleve de una reunión a otra. Pero te invito a que sigas leyendo con atención, porque todo lo que incorpora este modelo de lujo, más tarde o más temprano, lo acabarán montando el resto de modelos de la gama.

Los 3 rivales más fuertes del Mercedes Clase S 2021

Este nueva generación del Clase S se denomina 223 y más que por sus cambios de diseño destaca por el batallón tecnológico que presenta. Me pongo en marcha y te voy contando poco a poco.

Los técnicos de la marca alemana han configurado una ruta de unos 150 kilómetros en el navegador. Partimos de Alcalá de Henares y pasaremos por tramos de autopista y también por reviradas carreteras secundarias de Guadalajara. En el Head-up display (es opcional) me han dejado las nuevas indicaciones de realidad aumentada (de serie) y entre el tráfico denso para salir de la ciudad, los cruces, las rotondas y tantas flechas en mi campo de visión reconozco que me veo sobrepasado en los primeros minutos.

Galería nuevo Mercedes Clase S 2021

Me da la sensación de ser un poco mareante, como que hay sobre información. Pero lo achaco a la falta de costumbre, porque en cuanto salgo a la autopista la situación se relaja y noto que todo está mucho más controlado.

Todo fluye tan fácil, que no tardo en activar el control de velocidad para poder experimentar en persona de su sistema de conducción autónoma de nivel 2 , que detecta señales de tráfico, mantiene la velocidad y la distancia respecto a otros vehículos y la reduce según la limitación de cada tramo.

En Alemania es posible incluso la conducción autónoma de nivel 3 para que el coche se maneje por sí solo en los atascos, hasta una velocidad de 60 km/h sin necesidad de que el conductor tenga que tocar el volante y así pueda aprovechar esos aburridos momentos para trabajar o revisar sus mensajes. 

Galería nuevo Mercedes Clase S 2021

Además, en los aparcamientos del museo de Mercedes en Stuttgart y en una de las terminales del aeropuerto de esta misma ciudad, el Clase S 2021 permite conducción autónoma de nivel 4: el conductor se baja y el vehículo se dirige de forma autónoma a la plaza de estacionamiento indicada.

Yo voy al volante del Mercedes S500, que es la única versión de gasolina que por el momento hay a la venta, aunque más adelante llegará un motor V8. Se trata de un seis cilindros en línea que desarrolla 435 CV y que cuenta con el apoyo de un pequeño motor eléctrico de 22 CV para conformar un sistema de hibridación ligera que le permite beneficiarse de la Etiqueta ECO de la DGT.

Mercedes Clase S: ¿Primer coche autónomo nivel 3 en Europa?
Mercedes ha hecho del nuevo Clase S la berlina más aerodinámica

Además de este, en su lanzamiento se ofrecen dos variantes diésel: el Clase S 350d con 286 CV y 600 Nm de par, que puede tener tracción trasera o 4Matic; y el Clase S 410d, con 330 CV y 700 Nm de par, únicamente con tracción a las cuatro ruedas.

Más adelante, a lo largo del próximo año, además del ya mencionado propulsor gasolina V8, llegará el Mercedes Clase S híbrido enchufable, que ofrecerá unos 100 km de autonomía 100% eléctrica. 

Te puede interesar: los mejores coches híbridos

El empuje del S500 me ha parecido sensacional. Y sus prestaciones son formidables, teniendo en cuenta que es un coche que pesa algo más de dos toneladas. acelera de 0 a 100 en 4,9 segundos. Pero casi me ha sorprendido más su consumo. En la ruta realizada ha gastado una media de 12,9 litros y te garantizo que no he sido muy cuidadoso con el pie derecho. Lo que quiere decir que hacer medias entorno a los 10 litros es más que asequible. Y ese es un gasto más que decente para un cochazo de este porte.

¿Y en marcha? Como ya te he adelantado al principio, he alucinado muy mucho con su puesta en escena. Tiene distintos modos de conducción: Eco, Comfort, Sport, Sport+ e Individual. Y, en cuanto he salido de la autopista me ha faltado tiempo para probar la posición Sport+. Con ella se tensa la suspensión y el motor parece ahora rugir con más bravura. Así que empiezo a enlazar curvas como si el Clase S pesara 500 kilos menos.

El apoyo lumbar en las curvas que te dan las cámaras de aire de los asientos, que se inflan automáticamente en el lado exterior de cada giro, me sigue pareciendo una pasada y te de confianza para pasar las curvas a un ritmo que ni te creerías en un coche de este tamaño.

Y también me ha sorprendido lo bien que los frenos han soportado la fatiga y el extra de trabajo al que los he sometido. Aunque lo cierto es que, cuando me paré a tomar unas fotos y disfrutar de las vistas, olían a chamusquina. Pero qué menos...

Galería: pantalla MBUX nuevo Mercedes Clase S

Antes de terminar, un par de pinceladas más que debes conocer de este coche: monta la nueva versión del ya conocido del sistema multimedia MBUX, que está formada por una pantalla central vertical de 12,8 pulgadas, más un cuadro de mandos panorámico completamente digital y plenamente personalizable. Además, se pueden montar dos pantallas en los reposacabezas de los asientos delanteros, para que los pasajeros de la segunda fila vayan plenamente conectados y, de manera añadida, se puede sumar una quinta pantalla, la de una tablet, que quedaría perfectamente integrada con el sistema del coche.

¿Se puede pedir más? Sí, una innovación global dentro de la industria: de manera opcional, por primera vez en un coche, se puede encargar un airbag frontal en las plazas traseras. Un elemento cuyo desarrollo ha sido todo un desafío para la marca, ya que su actuación varía en función de la posición del respaldo delantero.

¿Qué me ha parecido l nuevo Clase S?

Bueno, ya ves que estoy encantado con él. Me parece que, al margen de lo desconcertando que pueda resultar la realidad aumentada o que cueste acostumbrase a manejar un sistema multimedia tan completo y extenso, pocas pegas se le pueden poner a un cochazo así. Bueno, sí, que por lo que cuesta podría equiparlo todo de serie; pero esto es algo que no extrañará a nadie.

Creo que hay que valorar los coches y las marcas que innovan, que dan un paso al frente antes que el resto. Y este Clase S es el mejor ejemplo.

Está a la venta desde ya por 108.150 euros, que es lo que cuesta el Mercedes Clase S 350d y el abanico de precios abarca hasta los 139.950 euros que cuesta el Mercedes Clase S 500 4MATIC que he conducido en esta primera prueba del Mercedes Clase S 2021.

Todo sobre Mercedes

Acabados de Mercedes Clase S 2020 más populares:

Todo sobre Mercedes Clase S

Buscador de coches

Y además