Los coches con las puertas más acoj*****es... y no son superdeportivos

Tampoco están tuneados.

La creencia popular asocia las puertas de coche más molonas (es decir, las tipo alas de gaviota o en compás) a los superdeportivos -esperemos que no haya aparecido en tu mente algún vehículo tuneado, tipo Fast and Furious-, pero lo cierto es que existen modelos mucho más ‘normalitos’ (y asequibles) de los que podrás salir o entrar sintiéndote muy especial. Los chicos de Carbuzz han elegido cinco y no todos ellos son precisamente completos desconocidos…

Toyota Sera

Puertas de coche: Toyota Sera (II)

… Aunque el primero, probablemente, ni te sonará. El Toyota Sera (sí, un Toyota) se vendió de 1990 a 1996 únicamente en el mercado nipón. Este 2+2 tan chulo no era muy rápido: tenía un motor 1.5 de cuatro cilindros que mandaba la potencia a las ruedas delanteras, es decir, una configuración muy habitual. Podías escogerlo con una transmisión automática de cuatro marchas o una manual de cinco. Pero lo más interesante eran sus puertas, como las alas de una mariposa. Gordon Murray incluso lo citó como inspiración para las del McLaren F1. No es para tomárselo a broma…

BMW Isetta

Puertas de coche: BMW Isetta (II)

Éste sí te suena más, ¿verdad? El BMW Isetta es uno de esos coches inolvidables, simpáticos y molones, perfecto para hipsters que viven en Malasaña y sólo van a sitios cool. Con una puerta frontal, fue muy popular en los años 50 por su precio asequible y porque una licencia de motocicleta bastaba para conducirlo (de hecho, su primer propulsor era de un vehículo de dos ruedas, con 236 cc y 9,5 CV). Había sitio para dos personas, pero no mucho para el equipaje.

Autozam AZ-1

Puertas de coche: Autozam AZ 1 (II)

Si ya lo conocías, enhorabuena, eres un petrolhead muy pro. Si no, aquí va la explicación: las puertas tipo alas de gaviota se hicieron muy famosas con el Mercedes 300SL, aunque en el imaginario colectivo está, más bien, el DeLorean de Regreso al Futuro. Como eran coches muy facilones, en esta lista aparece el pequeño AZ-1, un Kei Car japonés que sólo se comercializó en el país del Sol Naciente de 1992 a 1994. Suzuki fue responsable de su diseño, pero se vendió bajo la marca Autozam, perteneciente a Mazda. Su motor turbo de tres cilindros y 657 cc tenía 64 CV que iban a las ruedas traseras. Así que puede que no fuera un disparo, pero sí muy divertido…

Mazda RX-8

Puertas de coche: Mazda RX-8 (II)

Las puertas ‘suicida’ son otro ‘hit’. Se asocian más a los clásicos o a los Rolls-Royce; en los modelos contemporáneos no son habituales por motivos de seguridad. Puedes verlas, quizá, en algún pick-up… pero la compañía nipona las incluyó en su Mazda RX-8, el vehículo más deportivo de esta lista.

Renault Twizy

Puertas de coche: Renault Twizy (II)

Este coche eléctrico tiene dos asientos en tándem (uno tras el otro) y sus puertas se abren hacia arriba, como las de un Lamborghini. Bueno, cuando cuenta con puertas, ya que en el Renault Twizy son un extra.

Lecturas recomendadas