Mercedes Clase C, 25 años de historia

Cuatro generaciones y un antecesor

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Historia Mercedes Clase C

Mercedes Clase C W202

Parece mentira pero, 25 años después de su debut, el Mercedes Clase C se encuentra en plena forma. Tras cuatro generaciones, este modelo de Mercedes es uno de los estandartes que ha crecido y se ha adaptado a los buenos o malos momentos que le ha tocado vivir.

De hecho, su nacimiento se fija en 1993, cuando aparece por primera vez el nombre Clase C en el catálogo de la marca. El antecesor de este coche nuevo era, ni más ni menos que el Mercedes 190, un modelo cuya foto de familia verás a continuación y que dejó para el recuerdo uno de los iconos de la automoción: el Mercedes 190E 2.5 16v Evolution II.

Sea como fuere, el Mercedes Clase C de 1993 heredaba los rasgos fundamentales del 190, un Mercedes 190 cuyo código interno era el W201 y que se fabricó desde 1982 hasta el mismo 1993, año de su relevo.

Historia Mercedes Clase C

Se puede decir que el Mercedes 190 fue el primer Clase C, aunque no se comercializara bajo ese nombre.

El recién estrenado Mercedes Clase C W202 mantenía la estructura de berlina de cuatro puertas, robusta, sobria, familiar...  del propio 190, con unos estándares de calidad muy altos lo que le supuso ser un coche que ahora entendíamos como premium o de alta gama.

Con él llegó la variante como Mercedes Clase C Estate que potenciaba el espacio interior de carga sin perder un ápice en cuanto a confort y habitabilidad. Ofrece medidas de seguridad innovadoras como el control de estabilidad o el asistente de frenada de emergencia.

Historia Mercedes Clase C

El Mercedes Clase C W202 supuso la revolución en cuanto a los motores diésel: contaban con cuatro válvulas por cilindro y fue el modelo en el que apareció el apellido 'Turbodiésel'. En 1997 llega la apuesta por los motores de gasóleo gracias a la inclusión de la inyección diésel common rail o CDI, también aparece la sobrealimentación por compresor con el C230 Kompressor.

Pero las emociones fuertes llegan con las versiones AMG, el Mercedes C36 con un bloque de 6 cilindros en línea y 280 CV, Mercedes C43 con un V8 de 4.3 y 308 CV y el Mercedes C55 con también un V8 pero de cilindrada de 5,4 litros y 347 CV.

Lecturas recomendadas