Pasar al contenido principal

Seat 1400 y Seat Leon, 70 años de diferencia... ¿qué tienen en común?

Del Seat 1400 al Seat León 2020
Un gran salto en el tiempo implica grandes cambios, desde luego

Echa un vistazo a nuestros dos protagonistas: Seat 1400 y Seat Leon. Vamos a compararles, sí, y probablemente pienses que nos hemos vuelto locos porque no hay nada en común entre ellos; y es que al mirarlos, lo primero que ves es sí, una misma marca -Seat- pero también un salto generacional de 70 años. 

No te pierdas: 5 claves del chasis del Seat Leon 2020, ¡contadas por su desarrollador!

Vamos, que hay uno que pertenece a 1953, es decir, la época posterior a la Segunda Guerra Mundial y el otro, al pleno S.XXI. Tienes toda la razón: hay muchas diferencias entre ellos. Pero… ¿dónde es donde más se nota este cambio? 

Hemos elaborado una lista en la que se aprecia la evolución tecnológica y de diseño que han ido sufriendo estos dos Seat. No cabe duda de que los coches son buenos representantes del paso del tiempo. Mira esto: 

 

Diseño

 

Del Seat 1400 al Seat León 2020
Ruedas pequeñas y línea bulbosa frente ruedas grandes y formas aplanadas

 

La aerodinámica ha ido cambiando mucho. Si te fijas en el Seat 1400, con grandes cromados y una constitución voluminosa, observarás un coche que no tiene nada que ver a nivel estético con el Leon 2020, donde el diseño es mucho más limpio y fluido.

La iluminación ha sufrido también un gran cambio; en la trasera, los pequeños y redondeados pilotos del Seat 1400 contrastan con la avanzada iluminación LED del León, que incluyen también funciones dinámicas. Por último, ¿te has fijado en las ruedas de uno y de otro? ¡Menuda diferencia!

 

A bordo

 

Del Seat 1400 al Seat León 2020
La radio del 1400 tenía su encanto, pero no hay color

 

En el interior, el Seat 1400 y el Seat Leon son también como el agua y el vino; lo básico no falta: es decir, ambos tienen un volante (obvio), pero en el caso del 1400 era un simple aro de vinilo con dos radios, mientras que en el Leon encontramos un sofisticado elemento con controles multifunción.

En el 1400 encontramos una banqueta corrida haciendo las veces de asiento, tanto en las plazas delanteras como traseras. Eso sí, a la hora de guardar cosas en su maletero, no era necesario plegar los asientos, ya que el espacio de carga de este era bastante más amable… Y es que antes, era importante llevar hueco para la rueda de repuesto. 

Supongo que no te extrañe que te diga que no encontrarás nada de tecnología digital a bordo del 1400, pero sí que tenía una radio que sintonizaba varias emisoras… ¡Algo es algo! Igualmente, la palanca de cambios es en el Seat Leon bastante más avanzada, gracias a la tecnología shift-by-wire. Un mundo aparte si lo comparamos con la palanca de cambios sobre la columna de dirección de nuestro clásico. 


Motores

 

Del Seat 1400 al Seat León 2020
70 años de evolución del motor de combustión interna dan para mucho

 

Y claro, si ahora hablamos de tecnologías microhíbridas, coches híbridos o híbridos enchufables y versiones TGI de Gas Natural, entre otros, en el caso del Seat 1400 era mucho más simple (que no peor): equipaba un motor de gasolina de 1.395 cc, capaz de ofrecer 44 CV a 4.400 rpm. ¡Nada mal para la época! 

Así que sí, está claro que aun siendo de la misma marca, se ven como dos desconocidos. De hecho, ni el logotipo era el mismo… En 1953, un emblema simple, en el que se podía leer Seat y la licencia Fiat -que indicaba quien estaba detrás de él-, era el encargado de presidir su frontal; hoy, la letra S es la que tiene ese orgullo. 
 

Y además