3 ventajas y 1 inconveniente del cambio DSG, el automático más famoso

Direct Shift Gearbox. O algo así.

Así funciona cambio DSG

No me voy a andar con rodeos. Me gustaría contarte cuáles son las ventajas y los inconvenientes del cambio DSG. Estoy seguro de que si estás buscando comprar un coche nuevo la conoces, e incluso si has investigado un poco sobre ella ya sabrás hasta cómo funciona este tipo de transmisión automática. Sin embargo, el DSG tiene ventajas e inconvenientes, no todo iba a ser perfecto en este cambio. Por cierto, su nombre es un acrónimo de Direct Shift Gearbox. Pero bueno, vamos al lío. Te cuento todo lo bueno y lo malo que debes saber sobre él.

El inconveniente

Lo cierto es que con el paso de las generaciones la caja de cambios DSG ha ido mejorando y minimizando sus inconvenientes hasta convertirse en un añadido prácticamente redondo. Cabe destacar que llegó al mercado con el Volkswagen Golf R32 de cuarta generación, así que ya ha pasado mucho tiempo. Decir que las más antiguas pecaban de bruscas a bajas velocidad, o de fiabilidad a largo plazo. Además, hay ocasiones en las que, si se realiza una conducción deportiva durante mucho tiempo, a veces tienden a calentarse y a perder algo de rendimiento.

Muy rápidas

Superdeportivos con motores pequeños, Volkswagen Golf R

Una caja de cambios DSG es rapidísima. Date cuenta que se trata en realidad de dos cambios, uno encargado de las marchas pares y el otro de las impares. De ahí que sea una transmisión de doble embrague. Así, lo que se consigue es que cuando vas circulando en una marcha ya estén engranadas las consecutivas por arriba y por abajo. De esta manera, el cambio de marchas se ejecuta en cuestión de milisegundos. Mucho mejor que las antiguas de convertidor de par que utilizaba el Grupo Volkswagen.

Gastan menos

Una de las grandes ventajas del cambio DSG es que gastan menos combustible, por regla general, que las transmisiones manuales. De hecho, ayudaron a desterrar el mito de que las cajas automáticas gastaban más que las manuales. Algo que era cierto... pero hace mucho tiempo que ya no es así. Así que si estás pensando en comprar un coche automático pero te tira para atrás el gasto de combustible, debes saber que con las DSG no existe ese problema.

Suavidad de marcha

Hay muchos conductores que después de probar este tipo de cambio automático no quieren volver a tener una transmisión manual. Además de lo comentado anteriormente, una transmisión DSG tiene una suavidad de marcha espectacular. Especialmente si se combina con un motor de gasolina. En ese caso ni te enterarás cuándo cambia, parece una PlayStation. Y el hecho de poder cambiar de manera secuencial desde las levas detrás del volante o desde el propio pomo es un plus.

Y además