Renault se asocia con una empresa china para crear el nuevo Twingo eléctrico, que llegará en 2026

Renault Twingo 2025

Gustavo López Sirvent

La compañía francesa ha buscado mejorar el tiempo de desarrollo y ahorrar costos con esta sociedad con la firma china de la que no ha trascendido su nombre. Así, el nuevo Twingo podría tener un precio inferior a los 20.000 euros. El proyecto estará dirigido por Ampere y la producción se hará en Europa.

Las asociaciones entre empresas automotrices europeas y chinas parecen ser el futuro de la industria. Las últimas noticias apuntan a que Renault, que en principio había llegado a un acuerdo con Volkswagen para crear un coche eléctrico barato, ha roto las conversaciones con la marca alemana y se ha asociado con una firma china, de la que no se ha filtrado el nombre.

Y está unión tiene como objetivo fabricar el nuevo Renault Twingo, que está previsto que vea la luz en 2026 y que su precio baje de los 20.000 euros. Según un despacho de la agencia Reuters, un portavoz de Ampere, la división eléctrica de la compañía del rombo, anunció que el proyecto del Twingo “avanza rápidamente” y durará unos dos años. 

“El desarrollo del automóvil se realizará con un socio de ingeniería chino para mejorar nuestro tiempo de desarrollo y costos. El proyecto está dirigido por Ampere. El diseño y el proyecto de ingeniería avanzada se realizan en Francia, y la producción se realizará en Europa, como estaba previsto”, declaró el representante de la firma francesa.

Esta comunicación significa, además, que Renault entierra la idea que propuso su consejero delegado, Luca de Meo, que había llamado a una alianza de la industria europea del automóvil al estilo de Airbus en aviación, con el fin de plantar cara a las marcas chinas que han llegado y seguirán llegando al Viejo Continente.

Esta asociación entre Renault y una empresa del país asiático cobra mucho sentido porque allí es donde se están produciendo la mayoría de los avances tecnológicos en vehículos eléctricos. Además, no se descarta que pueda abrir un nicho de mercado en esa región.

¿Qué ha pasado con Volkswagen?

Luca De Meo explicó a la agencia de noticias que se han roto las conversaciones con Volkwagen, si bien no mencionó si esta ruptura tiene relación con su nuevo socio chino. “Quería mostrar que la industria europea puede trabajar junta como un equipo, así que creo que esta es una oportunidad perdida, pero puede haber otras”, dijo. 

Y remontándonos a una declaraciones que hizo el pasado mes de abril, cuando las negociaciones todavía estaban sobre la mesa, recordamos que el CEO de Renault abogaba por esa unión. “Claro que puedes hacer esto solo, pero en ciertos segmentos y negocios donde necesitamos escala tiene mucho sentido (…) tenemos que encontrar soluciones”.

Lo que sí pretende la compañía del rombo es que el nuevo Twingo llegue al mercado antes que el vehículo eléctrico asequible que quiere lanzar Volkswagen. Los franceses esperan que vea la luz para 2026 mientras que el modelo alemán podría estar listo un año después.

Joint-venture con Geely

Mientras se produce el desarrollo del nuevo Twingo, Renault sigue buscando asociaciones en China, esta vez a través de Geely y su filial Horse, focalizada a crear vehículos con motores de combustión. Esta joint-venture se ha creado para producir sistemas de propulsión híbridos de mayor eficiencia.

Renault y Geely siguen pensando que más de la mitad de los vehículos producidos seguirán utilizando motores de combustión para cuando llegue el año 2040, según dijeron en un comunicado. Ese frente tiene sentido habida cuenta de que la intención de compra de los europeos va dirigida hacia ese segmento.