Pasar al contenido principal

Aston Martin va a fabricar 85 unidades de Valkyrie Spider con 1.176 CV

Dicen que se parece aún más a un F1 por estar abierto...

Buenas noticias para todos aquellos que querían el superdeportivo ideado por Adrian Newey, el Aston Martin Valkyrie, pero al ir a formalizar el depósito de los tres millones necesarios para disfrutarlo se dieron cuenta de que no cabían en su habitáculo: llega el Aston Martin Valkyrie Spider.

Retirar el techo a un Valkyrie parece un poco contradictorio dada la obsesión de Aston Martin por lograr una aerodinámica pura, aunque en la marca aseguran que no, que en realidad lo hace aún más parecido a un coche de F1 en su experiencia de conducción. Y contra eso poco se puede decir.

Aston Martin Valkyrie Spider y Valkyrie Coupé

Lógicamente, las puertas tipo alas de gaviota no se podían colocar en el Spider; no serían de mucha utilidad unidas al nuevo panel de fibra de carbono extraíble que hace de techo

En su lugar hay un par de puertas con apertura de mariposa (ah, estos nombres tan evocadores), pero el panel del techo también tendrá un par de secciones de policarbonato para dejar entrar la luz.

Los compradores del Aston Martin Valkyrie tienen una obsesión…

El Valkyrie Spider no es de esos coche que te despeina cuando descapotas. Este modelo directamente te arrancará el cuero cabelludo, ya que el motor permanece intacto.

Se trata de una unidad Cosworth V12 de 6,5 litros (que puede girar a 11.000 rpm) con 1.013 CV que recibe la ¿inestimable ayuda? de un motor eléctrico adicional firmado por Rimac de 162 para una experiencia que se podría definir como escalofriante: 1.176 CV de potencia total y 900 Nm para alcanzar 330 km/h sin capota y 350 con ella.

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

Como ocurre con la carrocería, los cambios en el interior son mínimos. Por ejemplo, seguirás sentado en un bacquet de carbono que obliga a adoptar una posición muy de carreras con los pies levantados. 

El monocasco de carbono ha sido modificado para lograr mayor resistencia, pero toda la parte superior mantiene la forma de lágrima diseñada por Newey, por lo que proporciona 1.400 kilos de downforce a 240 km/h.

Solo se van a fabricar 85 Aston Martin Spider, y se espera que las entregas comiencen a mediados de 2022, por lo que se unirán a los 150 coupé y los 40 AMR Pro de circuito.

Buscador de coches

Y además