Pasar al contenido principal

Bloodhound SSC vs McLaren 720S: duelo de cohetes

¿Cómo de rápido es el coche que quiere ser más rápido que un avión? Esta es una buena manera de comprobarlo

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Bloodhound SSC vs McLaren 720S

El Bloodhound SSC se conduce dentro de muy poco y las expectativas son altas. Por sí solo es una máquina, ¿pero comparado con otras bestias? Ese es el principal motivo de este duelo entre el Bloodhound SSC y el McLaren 720S. Antes de entrar de lleno en el tema, echa un vistazo a las cifras que se obtuvieron en el enfrentamiento.

 

                  Bloodhound    720S


0-16 km/h    1.28                0.46
0-32 km/h    1.89                0.96
0-48 km/h:   2.37                1.40
0-64 km/h:   2.78                1.82
0-80 km/h:   3.15                2.30
0-96 km/h:   3.50                2.77
0-112 km/h: 3.81                3.33
0-128 km/h: 4.11                3.93
0-144 km/h: 4.42                4.59
0-160 km/h: 4.73                5.31
0-177 km/h: 5.05                6.14
0-193 km/h: 5.36                7.06
0-209 km/h: 5.78                8.16
0-225 km/h: 5.99                9.38
0-241 km/h: 6.30                11.01

80-241:        3.15                8.71

¼ milla:        9.25                10.19
Velocidad:   311 km/h         234 km/h

 

¿Has sacado ya alguna conclusión tras ver esto? Seguro que sí... Sin embargo, detrás de esto hay una explicación. Al principio, el McLaren 720S está muy por delante del Bloodhound SSC (0.8s) en el 0 a 16 km/h y pasa lo mismo hasta los 144 km/h, donde se muestra mucho más ágil. Sin embargo, la cosa a partir de ahí cambia. Cuando la aceleración del McLaren empieza a reducirse… el Bloodhound SSC se mantiene, a pesar de que Andy Green haya levantado ya el pie del pedal sobre los 177 km/h. 

Esto se debe a que, a pesar de que el acelerador del motor de jet Rolls-Royce EJ200 que incorpora esté en posición neutral, la turbina está todavía girando  de manera furiosa, ingiriendo aire y quemándolo en el escape. Es a partir de los 241 km/h cuando el ratio de aceleración empieza a caer. 

No te pierdas: ¿Quieres saber cómo suena el Bloodhound SSC

El equipo del Bloodhound está orgulloso de cómo esta máquina de 4,5 toneladas puede acelerar. Lo que no saben es la cantidad de aire que el EJ200 puede tragar cuando está a baja velocidad… Es algo que no han sido capaces de calcular de manera precisa porque depende de la forma de la gran entrada de aire sobre el cockpit. 

Su forma 3D ha sido optimizada para los 1.287 km/h. Una entrada de aire variable fue desestimada a principios de año por ser demasiado complicada a nivel de ingeniería, pero por supuesto, el jet necesita ser capaz de atraer aire de manera efectiva a bajas velocidades, para poder ser propulsado hacia delante. Eso sí, debes tener en cuenta que cuanto más rápido vaya, más aire succiona y así es como sube el rango de aceleración.

Sin embargo, los ingenieros están sorprendidos por la forma en la que el Bloodhound puede aceptar la máxima aceleración. En el desierto, este rango de aceleración a baja velocidad significará más velocidad por metro de suelo cubierto… importante cuando necesitas velocidad tan rápido como sea posible antes de entrar a medir la distancia.

Los cohetes no entrarán en ignición hasta los 482 km/h y conseguirán doblar la potencia del motor de jet, equivalente a 58.804 CV. Es decir, que la relación peso/potencia de este coche ultrasónico es de 12.977 CV por tonelada. El McLaren, por su parte, cuenta con 506 CV por tonelada. 

Respecto a las fuerzas G, suben hasta el 1.5G… Nosotros no hemos tenido coches que, por el momento, sean capaces de alcanzarlos: el McLaren logra 1,28G y el Tesla P100D Ludicrous+, por ejemplo, 1,39G. 

En fin, con estas cifras, no podemos esperar más a ver cómo se las apaña el Bloodhound SSC en el aeropuerto de Newquay el próximo 26 de octubre… ¿Con qué nos sorprenderá Andy Green?
 

Texto: Ollie Marriage

 

Lecturas recomendadas