Pasar al contenido principal

BMW M3 E36: ¿El mejor M3 de la historia?

Este M3 se produjo entre1992 y 1999, y muchos puristas lo catalogan como el mejor.

El BMW M3 nació oficialmente en 1986, con la caja E30. Desde entonces, los M3 no han parado de evolucionar en versiones cada vez más sofisticadas, con más potencia y más vistosas. Sin embargo, aquello de 'los clásicos nunca mueren' no se dice en vano.

Muchos puristas resaltan que la versión del BMW M3 E36 es la más equilibrada y que mejores sensaciones transmite. Un sonido impecable, mucha potencia y un chasis sencillamente espectacular (sí, aunque se rajara por la zona trasera, pero en BMW fueron listos y para el M3 lo reforzaron).

Un concepto distinto respecto al E30

El BMW M3 E30 estuvo más enfocado a la competición y los circuitos. Al DTM para ser exactos, junto a iconos de la época como el Mercedes 190 Evo. Sin embargo, la versión E36 llegó con un diseño mucho más estilizado, con un motor de 6 cilindros en línea, mucha más potencia y la tecnología VANOS de regulación variable del ángulo de los árboles de levas.

El motor S50 B32, producido entre 1995 y 1998, dio al M3 E36 una potencia máxima de 321 CV y 350 Nm de par. Junto a ello, bastantes cambios estéticos respecto a las versiones convencionales: parachoques delantero restyling con splitter, retrovisores de doble brazo más aerodinámicos, parachoques trasero con difusor y doble salida de escape... 

E incluso, en muchas versiones, el conocido alerón del M3 GT, que le dio un toque agresivo bastante interesante a la parte trasera, sobre todo si se trataba de la carrocería coupé.

Fue todo un éxito, y se fabricaron más de 70.000 unidades de este BMW M3. Pero, ¿Cómo se siente realmente?

Una conducción firme, muy deportiva y sensitiva

Todo el mundo que haya probado un BMW E36 gasolina sabe a lo que se refiere el título con 'sensitiva'. Es un coche con mucho nervio, sobre todo en las versiones de 6 cilindros. En curva posee esa fina línea entre la estabilidad inquebrantable y el profundo derrape. Entre medias de ambos supuestos, vibraciones, correcciones con el volante...

Sin embargo, ofrece una capacidad enorme para leer el coche. Con unas buenas suspensiones deportivas, es fácil sentir a través del volante, las revoluciones y las vibraciones de la carrocería por dónde te va a salir el coche. Cómo va a reaccionar a cambios de dirección, freno o acelerador.

Frenos que, por cierto, BMW actualizó en su momento y que la mayoría de dueños equipan en la actualidad con discos perforados ventilados o, directamente, adaptando frenadas de E46.

El verdadero punto fuerte de este coche, es su chasis. De serie incorporaba suspensiones Bilstein, que con la actualización B12 o B14 otorgan aún más rigidez al coche. El chasis se balancea con firmeza, aún más junto a las barras de torretas de la suspensión.

Y es que el chasis del E36 es espectacular en su comportamiento, y en el M3 se refuerza la parte trasera. Sí, la misma que se rajaba en la mayoría de BMW de esta versión y de los E46 por la falta de rigidez suficiente, frente a tanta potencia en motores como los 328i.

¿Realmente es el mejor M3?

Motor de 6 cilindros en línea de BMW M3 E36
Banzai Motorsport
-

Banzai Motorsport

Habiendo probado un servidor varios BMW E36 con diversas motorizaciones entre las que se incluyen el M3, sin duda se puede afirmar que es el mejor coche para gente de la vieja escuela. Seamos sinceros: por el precio por el que están los E36 actualmente, hay versiones M3 más modernas, como los E92.

Pero la cuestión reside en las sensaciones. Un coche antiguo te hace sentir cada bache, cada revolución por minuto del motor, los cambios de marcha, los deslizamientos de las ruedas y los cambios de pesos. Una versión moderna ofrece más potencia, pero demasiada comodidad.

El M3 E36 ofrece una plataforma espectacular que puedes dedicar desde las rutas por las montañas hasta a los circuitos. Y sobre todo, modularidad: puedes actualizarlo con motores de E46, piezas de esa misma caja, de otros E36... Y con un mercado de recambios de alto rendimiento soberbio, y no demasiado caro.

En definitiva, si te gustan las curvas y quieres irte a dormir con el sonido del motor aumentando de vueltas en el oído, los balanceos de tu cuerpo junto a las suspensiones y el olor a rueda tocando los límites del drifting, el BMW M3 E36 es tu coche. No lo dudes.

Pero si ves demasiado elevado su precio actual en el mercado de segunda mano y no te interesan tanto esas puras sensaciones del motorsport de la vieja escuela, quizá debas echarle un ojo a los BMW E92 o versiones más modernas. Lo bueno es que podrás irte a dormir sin dolor en las lumbares, te lo aseguramos.

Y además

Buscador de coches