Pasar al contenido principal

Así era el Mazda RX-7 Type R Bathurst R, uno de los más especiales

Mazda RX-7 Type R Bathurst R
Mazda

Solo se fabricaron 500

En la década de 1990, Mazda presentó la que sería la última generación de su RX-7, denominada FD. Sus líneas puramente noventeras la convirtieron en una de las más icónicas de este deportivo, pero también tuvieron que ver con ello algunas variantes especiales que se lanzaron durante su vida comercial. Entre ellas estaba el Mazda RX-7 Type R Bathurst R.

El apellido Bathurst fue el designado por la compañía japonesa para las ediciones limitadas de su deportivo con motor rotativo. Así fue como conmemoraron las victorias que este modelo cosechó en las 12 horas de Bathurst entre 1992 y 1994.

Hubo distintas versiones, pero la que hoy nos ocupa fue una de las más especiales. Se concibió tomando como base al RX-7 Type R, la cara más deportiva y la que hacía gala de una mejor relación peso-potencia. De hecho, su principal rasgo diferenciador respecto del resto de la gama era su mayor ligereza.

Sobre este acabado se realizaron algunos cambios que, aunque eran sutiles, servían para llevar un poco más allá a este coche. Uno de los elementos clave eran los amortiguadores especiales de altura ajustable, que podían ser modificados en función de la situación para obtener el mejor rendimiento. 

Esto hacía que el comportamiento en marcha fuese algo mejor, pero realmente no había novedades más llamativas. De hecho, el motor seguía siendo el 13B-REW con 280 CV que se asociaba a una caja manual de cinco relaciones.

No te lo pierdas: 8 deportivos japoneses que hicieron historia

Donde sí había más detalles era a nivel estético, eso sí. El Mazda RX-7 Type R Bathurst R se caracterizaba de entrada por sus tres colores disponibles, entre los que el Sunburst Yellow era el exclusivo de esta edición. Además de esto, el coche contaba con unos nuevos focos en el paragolpes y unas inscripciones en el pilar C.

Por otra parte, en el interior también se agregaron algunos toques para crear una atmósfera más deportiva. Esto dio como resultado una mayor presencia de la fibra de carbono, que ahora poblaba zonas de la consola central o los paneles de las puertas, por ejemplo. También se encontraba este material en el pomo del cambio y en el freno de mano.

Mazda RX-7 Type R Bathurst R
Mazda

Así, Mazda quiso darle un toque algo distinto a este modelo, aunque realmente fuese algo sutil. En cualquier caso, hoy en día el RX-7 Type R Bathurst R es muy exclusivo. Si de por si la variante normal es poco común, esta lo es aún más, ya que solo se fabricaron 500 unidades que estaban destinadas al mercado japonés. Tendrás que ir hasta allí si quieres uno...

Mazda

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches