Pasar al contenido principal

Ken Block no enseña su Ford Escort MK2: ¡menuda máquina!

Quizás no impone tanto como su Hoonicorn V2, pero seguro que no te importaría darte una vuelta en él.

El Ford Escort MK2 de Ken Block es una de esas máquinas locas que tanto nos gustan. Según el propio Ken Block, es una de las máquinas más salvajes que tiene en su garaje, incapaz muchas veces de llevar al asfalto los 350 CV que desarrolla su motor de cuatro cilindros. Todo este torrente de caballos se envía a las ruedas traseras, por lo que te puedes imaginar lo bien que se lo pasa Ken Block a sus mandos haciendo ‘donuts’.

Te interesa: las mejores gymkhanas de Ken Block

En términos de potencia está lejos de otros juguetes de Ken Block, como por ejemplo el Ford Mustang del 65 llevado hasta más de 850 CV con el que realizó la Climbkhana en Pikes Peak, o el Ford Escort RS Cosworth que acaba de sumar a su colección, pero hay que tener en cuenta que es un coche tremendamente sencillo y ligero: con 350 CV tiene que volar. Ken Block compró este icono de los rally en el año 2008, una unidad que convirtió para participar en rallyes sobre tierra en EEUU. Un coche tan eficaz como divertido y exigente a sus mandos. ¡Mola!

 

Vídeo: así subió Pikes Peak Ken Block con el Hoonicorn V2

 

De momento lo mantiene con una preparación no demasiado salvaje, manteniendo el bloque Ford de cuatro cilindros y 2.5 litros de cilindrada capaz de girar a 9.000 vueltas. ¿Hasta cuando? No sabemos, pero quizás ya tenga planes más ambiciosos para él. En la galería puedes ver el vídeo completo de Ken Block explicando los muchos detalles del coche y, por supuesto, enseñándonos qué tal se comporta en su hábitat natural: quemando rueda como un poseso. Envidia es poco.

Lecturas recomendadas