Pasar al contenido principal

Llega el Corvette E-Ray, un híbrido electrificado por primera vez en 70 años de historia del deportivo

El primer Corvette electrificado de la historia se llama E-Ray y llega como híbrido de 670 CV

Ningún Corvette ha salido de la fábrica con cifras tan escandalosas hasta la llegada de la versión electrificada, E-Ray, que no solo es llamativa por eso, sino también porque tiene tracción integral por primera vez en sus 70 años de existencia.

Pero que el Corvette E-Ray de 2023 esté electrificado no quiere decir solo que se alimente de electrones. En el vano motor descansa (a veces) el V8 LT2 'small block' atmosférico de 6,2 litros en posición central que envía unos 500 CV (369 kW) y 637 Nm a las ruedas traseras a través de una caja de cambios de doble embrague de ocho velocidades.

Luego está el asunto de la electricidad, en forma de un motor eléctrico de unos 163 CV (120 kW) ubicado en el eje delantero que mueve las ruedas frontales y que está alimentado por una batería de 1,9 kWh montada entre los asientos. 

En total, el Corvette E-Ray, el primero en la historia en contar con algún tipo de propulsión eléctrica, genera unos 670 CV, con lo que se permite hacer el 0 a 60 mph en 2,5 segundos (el 0 a 100 no está publicado aún, pero será un par de décimas más lento) y hace el cuarto de milla en 10,5 s, lo que es un valor como para estar satisfecho.

En Corvette aseguran que el sistema e-AWD de tracción integral "monitoriza constantemente la superficie de la carretera" y que se adapta para cumplir con las condiciones de tracción y las necesidades del conductor.

En modo eléctrico puro, o 'Stealth' como lo denominan en Chevrolet, es posible alcanzar hasta 45 mph (72 km/h) usando solo el motor eléctrico, mientras que hay seis modos seleccionables que determinan el nivel de asistencia electrónica, además de maximizar la carga de la batería. 

También cuenta con una batería de 12 voltios para apoyar el arranque/parada, frenos carbocerámicos y suspensión adaptativa magnética. En el modo 'Track', el eje delantero eléctrico aplica par donde sea necesario para mejorar el paso por curva y la salida de los vértices.

El Corvette E-Ray es nueve centímetros más ancho que el Stingray puramente de gasolina para poder albergar los nuevos componentes electrónicos. La carrocería alberga llantas de aleación de 20/21 pulgadas también más anchas con neumáticos Michelin Pilot Sport, mientras que hay nuevos colores de carrocería y acabados adicionales disponibles.

"En 1953, la reacción entusiasta al concepto de Chevrolet Corvette dio inicio a siete décadas de pasión, prestaciones e ingenio estadounidense", dijo Mark Reuss, presidente de GM. “E-Ray, como el primer Corvette electrificado con tracción total, va un paso más allá y amplía la promesa de lo que Corvette puede ofrecer”.

En Estados Unidos saldrá a la venta a la venta a finales de este año, con un precio de 104.295 dólares para el coupé 1LZ E-Ray y 111.295 para el 1LZ E-Ray Convertible (en euros, es más o menos el mismo precio), aunque es poco probable que llegue a Europa, especialmente en a corto y medio plazo.

Y además

Buscador de coches