Recordamos al Lamborghini Countach LP400 S, famoso por la película 'Los locos de Cannonball'

Lamborghini Countach LP400 S
Foto del redactor Top Gear

Este deportivo, retocado para la gran pantalla con un alerón frontal en los faros, 12 salidas de escape y tres antenas pequeñas, contaba con un motor V12 que desarrollaba 359 CV. Está considerado de importancia nacional en Estados Unidos y aparece en el National Historic Vehicle Register de la Biblioteca del Congreso estadounidense.

El Lamborghini Countach ha tenido una carrera respetable en la gran pantalla, con trabajos anteriores que incluyen 'Corrupción en Miami' y 'El lobo de Wall Street'. Pero además de ser destrozado en múltiples setos y fuentes por DiCaprio, su mejor momento posiblemente llegó en 'Los locos de Cannonball' de 1981, en el que un Nero Black LP400 S hizo muchas carreras por muchas fronteras.

Se hicieron algunas modificaciones interesantes para hacer llamar la atención de la audiencia de alguna manera incluyendo un alerón frontal en los faros a ese largo capó, unas 12 salidas de escape en la parte trasera y un triunvirato de antenas digamos que 'pequeñas'.

La cabina de color Senape también tenía cuadros de instrumentos falsos instalados a lo largo del tablero del lado del pasajero, y forma parte de un espacio que está en muy buenas condiciones. Creemos que no es un mal lugar para sentarse y completar la Cannonball Run de 4.828 kilómetros desde Nueva York hasta Los Ángeles.

Mecánicamente el Countach es un vehículo poderoso (siempre lo fue). Eso significa que el V12 de 3.9 litros aún debería producir 359 caballos de potencia y enviar 285 Nm de par motor a las ruedas traseras a través de una transmisión manual de cinco velocidades. 

Eso también significará una velocidad máxima teórica de 300 km/h, aunque dudamos que este coche haya alcanzado más de 24 km/h en el mundo real de badenes, baches y demás contratiempos que van apareciendo por la calzada y que su suelo se encarga de digerir.

Un guion recordado en 'Los locos de Cannonball'

"Continuamos persiguiendo al Lamborghini negro. –Coche 42, lleváis ya dos horas persiguiéndoles. Cinco minutos más y estaréis en Arizona. –Sí, y seguiremos hasta echarle el guante. –No tardaron tanto en echarle el guante a Dilinger…". 

Con esta conversación por radio comienza 'Los locos de Cannonball', mientras en la pantalla un Pontiac Firebird 'Highway Patrol' trata de alcanzar al toro Countach negro con escaso resultado, puesto que volaba en la pantalla (y en la vida real). Con unos pocos segundos es suficiente para quedar embelesados por la imagen de aquel 'Lambo' amenazador y su atronador sonido en el cine.

Este largometraje tenía un elenco de primer nivel, ya que estaba protagonizado por el incombustible Burt Reynolds y marcó a toda una generación que nunca podrá olvidar la melena de Farrah Fawcett (la de Los Ángeles de Charlie) y el Lamborghini Countach pilotado por dos chicas explosivas que se libraban de las multas seduciendo a los incrédulos policías.

Un coche de 'importancia nacional' en Estados Unidos

Por si no fuera famoso tras su paso por la gran pantalla en grandes producciones como las ya citadas, el Lamborghini Countach de 1979 está incluido, desde 2021, en el National Historic Vehicle Register de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. 

Administrado por la Hagerty Driver’s Foundation, este museo ha incluido al deportivo italiano entre los 30 automóviles que hasta la fecha se consideran 'de importancia nacional' para los Estados Unidos de América.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Películas de coches, coches clásicos