Pasar al contenido principal

La Bestia: así es el coche de Obama. Para alucinar...

¿Alguna vez has imaginado cómo sería un búnker con ruedas? Aquí lo tienes.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
La Bestia, el coche de Obama

De no haber sido por la cancelación de gran parte de su agenda para atender una crisis de seguridad ciudadana en su país, en la visita del presidente de los Estados Unidos previsto a España en los últimos días habríamos podido ver en directo y rodando por nuestro territorio el coche de Obama: un espectacular Cadillac conocido, por motivos evidentes, como La Bestia. Como coche del presidente de EEUU, quizá sea el más espectacular. Por lo menos, es el más conocido.

No te pierdas: Sí, los drones submarinos existen y GM está desarrollando uno

El Limo One -o Cadillac One-, como se denomina oficialmente a La Bestia, tiene como inspiración la famosa berlina DTS de la firma norteamericana perteneciente al grupo General Motors, pero empleando como plataforma el bastidor de una pick-up de Chevrolet. ¿No entiendes por qué? La protección del presidente es un objetivo fundamental para cualquier vehículo oficial que esté destinado a su transporte, y ello implica un esfuerzo especial en todos los sentidos. Un esfuerzo que pesa. Mucho. 

Aunque son pocos los datos oficiales que se conocen -por motivos obvios- del coche de Obama, sí sabemos que se trata de un vehículo blindado, cuya carrocería tiene 20 centímetros de espesor en las partes que protegen el habitáculo, mientras que los cristales se conforman con sólo 12. La única ventanilla practicable es la del conductor, que puede bajarse un máximo de tres dedos, y los neumáticos cuentan con un refuerzo de Kevlar para evitar que un proyectil los pueda atravesar. En caso de pinchazo -si se da tan mal la cosa-, las llantas están diseñadas especialmente para poder rodar sin goma, permitiendo así la huida de la zona caliente de este monstruo de siete toneladas

¿Y el motor? Para mover al pesado conjunto el bloque empleado es un V6 diésel de 6,5 litros y 230 CV, que viaja encapsulado para resistir los impactos de los malos. Según se estima, puede alcanzar los 100 km/h de velocidad punta en 15 segundos y su consumo es -atento ahora- de unos 30 litros a los 100 km. Una bestia algo tragona

En cuanto al confort a bordo, el Limo One puede transportar en su interior hasta a siete ocupantes, con un sillón presidencial que ocupa más de la mitad de anchura del coche equipado con un botón de pánico. Además, el coche de Obama cuenta con un compartimento con sangre del presidente para emplearla en caso de necesidad, y también con un sistema de ventilación secundario para evitar ataques con gases químicos. Y en las puertas delanteras... un par de escopetas para los escoltas. Por si les pasa lo típico de salir con prisa de casa y olvidarlas...

Existen 25 unidades de este auténtico monstruo presidencial diseñado por el Servicio Secreto estadounidense, cuyo precio es de 1,5 millones de dólares -1.360.000 euros- por vehículo. Si pensabas que tu coche molaba, debes saber que el coche de Obama mola más. Y eso es así. 

Lecturas recomendadas