BMW Motorrad R 5 Hommage. Porque en Villa D’Este no sólo hay coches

En el Concorso d’Eleganza Villa D’Este también hemos visto vehículos de dos ruedas tan apetecibles como esta BMW Motorrad R 5 Hommage. Custom, sí.

Más sorpresas de la marca en Villa D'Este: BMW se da un capricho mirando al pasado: BMW 2002 Hommage.

Hace 80 años, BMW presentaba un desarrollo tecnológico que iba a influir en la construcción de motos hasta mucho tiempo después. Su creación estaba inspirada en una 500cc de 1935, perteneciente al equipo de carreras oficial, y era pionera por su bastidor ligero de nuevo diseño. Para celebrar este aniversario, nace la BMW R 5 Hommage, pensada para homenajear a su antecesora en el Concorso d’Eleganza Villa D’Este.

Según sus responsables, combina las motos históricas con las custom, uniendo lo mejor de los dos mundos. Así, lleva en el centro un propulsor original de dos cilindros, cuatro tiempos y 500cc del entusiasta de estos vehículos Sebastian Gutsch; este motor se dañó en una carrera y fue el punto de partida para la R 5 Hommage. En su época, entregaba 24 CV a 5.500 rpm (ahora, un turbo aumenta esta potencia, aunque BMW no desvela cuánto). Alcanzaba una velocidad máxima de 135 km/h. Para su versión de homenaje se han fabricado en aluminio componentes como las cubiertas de las válvulas y la carcasa de la mecánica, lo que aporta el toque moderno al corazón de la moto. También su escape, de acero inoxidable, refleja el mencionado incremento de potencia (pero ¿cuánto? ¿Cuánto? ¿CUÁNTOOOO?) en su sonido.

Vale, le faltan ruedas. Pero esta moto BMW te gusta y lo sabes.

La característica que definía la BMW R 5 era su horquilla telescópica; las cubiertas se habían modelado de forma aerodinámica a la altura del faro. La Hommage recupera este elemento, actualizándolo. También las palancas de freno y embrague mezclan el pasado con la última tecnología, combinando su forma invertida histórica con los controles modernos.

La parte custom se deja a la fabricación a mano desde cero. Ronny y Benny Noren (hermanos con una experiencia de 30 años en el sector) prepararon las piezas según los dibujos del equipo de diseño de BMW Motorrad. El bastidor –con tubos ovalados-, el depósito y el parachoques posterior (en acero) son únicos… y reflejan el carácter purista, reducido a lo esencial, de la R 5 original, trasladándolo a la era moderna.

En Villa D'Este también se ha visto un Rolls Royce Phantom Zenith Collection.. ¡con champán en el maletero!

Lo mismo ocurre con el esquema de color: negro con líneas blancas, pero con un estilo contemporáneo. Los acentos del aluminio, las superficies opacas y el cuero cosido a mano del sillín hacen el resto.

Lecturas recomendadas