Pasar al contenido principal

Los coches de Felipe Massa (sí, los de calle)

Hoy se te va a caer la baba con los coches de Felipe Massa. El ya expiloto brasileño de F1 siente devoción por los modelos más exclusivos de Ferrari. Y eso se nota en su garaje.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hoy queremos alegrarte la vista con los coches de Felipe Massa. Durante los quince años que ha competido en la F1, ha podido juntar algunos ahorrillos...según las criaturas que duermen en su garaje. Sus deportivos, similares a los espectaculares coches de Jenson Button y los vehículos de Fernando Alonso, te van a dar mucha envidia. Ahora que ha anunciado su vuelta a la F1, seguro que puede permitirse algún capricho más.

El brasileño, aunque no está considerado uno de los mejores pilotos de la F1, compitió ocho temporadas para La Scuderia. Y quizás en aquella época surgió su devoción por los vehículos de Ferrari. De hecho, no es extraño verle circular por las calles de Mónaco, su lugar de residencia, con los modelos más exclusivos de Maranello.

¡Cuánto tiene que molar ir a echarte unas partiditas de blackjat al Casino de Monte Carlo mientras los curiosos giran el cuello hacia tu buga! Disfrutar con los coches de calle de Felipe Massa sería un sueño para los amantes de la gasolina. En este post te damos algunas ideas para la carta de los Reyes Magos.

Y hablando de los coches de Felipe Massa, el Ferrari 599 GTO con el que se le ha visto en el Principado, es una pasada. Aunque, también disfruta con los paisajes de la Costa Azul en un Ferrari 458 Italia. Y cuando quiere fardar de un auténtico mito, se ha puesto al volante de un Ferrari F40. Otro pura sangre que le gusta mucho es el Ferrari F12 Berlinetta. ¿Y a quién no?

Sin embargo, la palma de los coches de calle de Felipe Massa se la lleva un espectacular Ferrari LaFerrari de color negro. Según parece, el carioca adquirió este hiperdeportivo, el cual sufre por las angostas avenidas del Principado como una pantera enjaulada. No te pierdas los rugidos de esta criatura salvaje en el vídeo de la galería.

Por cierto, mucho carrazo, pero, ¿dónde mete a su familia cuando van de compras al súper? No hay problema, para esos casos el Maserati Quattroporte es una opción perfecta. El maletero cuenta con una gran capacidad sin renunciar al diseño ni a los caballos italianos. 

Seguro que has pensado, ¿y si el restaurante donde van a cenar cuenta con unas plazas de parking muy pequeñas? Pues se cogen el Abarth 695 Tributo Ferrari y todo solucionado.

Para finalizar, te contamos que aunque Felipe ama los vehículos transalpinos, no dudó en subirse a un Jaguar C-X75 en México. Ése es el bicho que conduce el villano en la última peli de James Bond. ¡Menudo aparato!

 

 

 

Lecturas recomendadas