Pasar al contenido principal

¡Ya puedes comprar y arreglar tu Tesla en un concesionario de España!

¡Más vale tarde que nunca! O al menos, eso dicen…

El primer concesionario de Tesla en España se acaba de inaugurar en Barcelona y supone un soplo de aire fresco para todos aquellos valientes que quieren apostar, desde ya, por un Tesla. Sí, digo valientes porque hay que reconocer que a día de hoy la infraestructura de carga todavía no está tan avanzada como sería de desear, especialmente si te vas a gastar más de 150.000 euros en un coche, pero igual que digo eso, hay que reconocer que Tesla ha conseguido un producto espectacular y que desde el primer momento se ha colocado como uno de los coches más rápidos del planeta, también con una carga tecnológica espectacular.

El concesionario de Tesla que se acaba de inaugurar en L’Hospitalet de Llobregat, muy próximo a la Zona Franca del Puerto de Barcelona, no se diferencia demasiado a un concesionario como cualquier otro. En él, los clientes podrán elegir el color, la tapicería o los extras de su futuro coche. También podrán verlos ‘in-situ’ y tocarlos para terminar de convencerse. Hasta aquí pocas novedades.

 

5 coches que cambiaron el mundo

 

Donde empieza lo interesante para los futuros compradores de Tesla es en la nueva zona de entregas. Si te compras un Tesla Model S o un Tesla Model X, especialmente si lo haces por internet, ya no tendrás que viajar hasta Holanda para buscarlo: el nuevo concesionario de Tesla en Barcelona incluye una zona de recogida, donde los comerciales y especialistas de la marca que allí trabajan te explicarán todos los detalles del coche. Te aseguro que un Tesla tiene mucho para ser explicado con calma y buena letra.

Pero bueno, coincido que hasta este punto, las diferencias con un concesionario de una marca convencional siguen siendo escasas. Buena parte de los 1.850 metros cuadrados que ocupa esta nueva instalación se han destinado al primer taller de Tesla en España: ¡aquí sí que empiezan los cambios!

Olvídate de las manchas de aceite, de los ruidos de motores o de cientos de piezas amontonadas en grandes estanterías. Un Tesla es mucho más simple: el motor eléctrico no requiere un mantenimiento tan exhaustivo como el de un motor de combustión, no hay que cambiar aceite, ni filtros, ni correa de distribución. Tesla recomienda hacer una revisión a sus coches una vez al año o cada 20.000 km. Sí, recomienda, no es algo obligatorio: y es que la marca asegura que la revisión sirve para comprobar que el coche no tiene fallos importantes, que todo está su sitio y renovar algún elemento de desgaste como las pastillas de freno o los neumáticos. 

 

 

Hay que tener en cuenta que un Tesla está conectado permanentemente a internet y esto supone un elemento diferenciador clave para entender a este coche. Por ejemplo: el coche recibe, vía internet, nuevas actualizaciones que afectan a varios componentes del coche, también en el apartado mecánico. Una modificación del software es lo único que necesita para mejorar las prestaciones del coche o renovar los elementos que se muestran en la pantalla. Se podría decir que es algo similar a lo que ocurre con un smartphone y sus actualizaciones.

Esto también afecta a las averías y revisiones. Si un Tesla tiene un fallo, el coche debe ser capaz de encontrar la avería y encontrar la manera de repararla. En Tesla aseguran que el 90% de los fallos que se producirán en un coche de la marca de Elon Musk se podrán reparar en casa. En algunos casos, necesitará la ayuda de un técnico que se desplazará hasta el domicilio del cliente. Para el resto de averías, las más graves, será cuando el coche deba acudir a este taller. En cuanto a chapa y pintura, Tesla no ofrece este servicio en su taller, aunque afirma que cualquier taller especializado en aluminio podrá repararlo.

Tesla se implanta por fin con el ansiado taller y concesionario en España y no será el único: la marca ha confirmado que en breve abrirá un espacio gemelo a este, con concesionario y taller, en las afueras de Madrid. También está a punto de abrir sus ’Tesla Store’, con una imagen más potente, en lugares emblemáticos de ambas ciudades: en la Calle Rosselló de Barcelona y en la Calle Serrano de Madrid. ¿Será un aliciente importante para los futuros clientes de la marca? Seguro que ayuda.


 

Lecturas recomendadas