Pasar al contenido principal

Ford, otra víctima de la guerra entre Estados Unidos y China...

Trump ha echado leña al fuego y claro, luego pasa lo que pasa...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Ford Focus sedán

Trump es un personaje peculiar. Sí, esa es la palabra… y el último en pagar sus locuras ha sido Ford, una nueva víctima de la guerra entre Estados Unidos y China. Guerra financiera, claro, porque el presidente de los Estados Unidos se ha opuesto a que en el país se vendan coches de fabricantes extranjeros.

Toda esta filosofía ha provocado que la situación se tense con México o China, por ejemplo; por eso, Ford -entre otros fabricantes de coches- está experimentados retrasos en los puertos chinos, ya que allí los productos estadounidenses se someten a un mayor escrutinio debido a un enfrentamiento comercial. 

No te pierdas: Donald Trump se quiere cargar los coches europeos (también)

Desde las dependencias de Ford en China aseguran que el enfrentamiento con Estados Unidos ha provocado que se realicen controles adicionales respecto a las emisiones. Lincoln también se ha visto afectado, así como algunos modelos de Mercedes y BMW -la mayoría SUV que se fabrican en América del Norte- aunque en este último caso ya parece estar solucionado, según informan los de Múnich.

En el caso de Mercedes, han explicado que “están monitorizando la situación”, pero que no especularían más. “Las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China deben de ser el telón de fondo de todo esto”, apuntan. Sin duda, está claro que por ahí van los tiros, sobre todo si tenemos en cuenta que los fabricantes no están teniendo este tipo de controles con coches construidos fuera de Estados Unidos. 

 

 

A modo de recordatorio, te diré que el presidente Trump ha amenazado con imponer hasta 150 billones de dólares (unos 129 mil millones de euros) en aranceles a los productos chinos y claro, esto ha traído consigo represalias por parte de China. 

De momento, no hay constancia de que haya un retraso en las ventas ya que los fabricantes suelen mantener 60 días de inventario, pero si la situación continúa… “Houston, tenemos un problema”.

Todos los coches de Ford están en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas