Pasar al contenido principal

Donald Trump se quiere cargar los coches europeos en EEUU

¡Una guerra proteccionista de consecuencias imprevisibles!

Los cochazos y las mujeres, dos pasiones de Donald Trump

Donald Trump lo tiene claro: America First, América primero. ¿Qué supone eso? Pues una de sus estrategias es encarecer los productos extranjeros en el gigante americano para incentivar la compra de productos Made in USA. Los coches europeos en EEUU podrían sufrir un encarecimiento importante debido a nuevos aranceles a marcas de coches europeas, marcas que en muchos casos incluso cuentan con importantes centros de producción en territorio estadounidense.

Te interesa: todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

Y es que Donald Trump ha puesto el miedo en el cuerpo. Hace unos días ya anuncio nuevos aranceles al acero y al aluminio extranjero en EEUU que hizo tambalearse a los mercados, pero estas medidas podrían extenderse a otros productos extranjeros que son clave en el mercado americano, como los coches europeos. Sin duda, marcas como Mercedes, Audi o BMW son súperventas en el mercado americano del lujo, dejando a marcas autóctonas como Cadillac en el baúl de los recuerdos.

 

 

Y es que hasta la fecha, muchas son las marcas europeas que cuentan con centros de producción de coches nuevos en EEUU, algo que podría atenuar el golpe: Mercedes cuenta con una planta de producción en Alabama, donde produce el Mercedes GLE y el Mercedes GLS para todo el mundo, además del Mercedes Clase C para el mercado norteamericano: recientemente han anunciado una inversión de 1.000 millones de dólares para la revolución del coche eléctrico.

Otra marca muy presente es BMW, con su fábrica de Carolina del Sur. Es allí donde se producen los BMW X5 y BMW X6, dos de los superventas de la marca en EEUU. Volkswagen también cuenta con una planta en EEUU, la factoría de Chattanooga en Tennessee. Es allí donde se fabrican las versiones americanas del Volkswagen Passat y el Volkswagen Atlas: una estrategia para evitar aranceles, algo clave viendo las intenciones de Donald Trump.

 

 

Pero esta medida sería un golpe duro incluso para estas marcas, ya que hay muchos modelos de estas marca que se siguen fabricando en Europa: ni te cuento para marcas como Jaguar, Maserati o Volvo, que no cuentan con producción propia en Estados Unidos. Sin duda, la Comisión Europea ya se ha puesto a trabajar y ha contestado a Trump con una posible guerra comercial, imponiendo aranceles extra a productos como los tejanos Levis, el whisky Bourbon o las Harley-Davidson. ¡Sí, los Ford Mustang también podrían ser más caros! 

Queda por ver si finamente Donald Trump cumple con su promesa de ‘America First’ e incentiva de manera importante la compra de productos americanos. Creo que esta medida puede no ser tan interesante como él planea: la gente con dinero en EEUU no creo que tenga problemas para pagar algo más por los coches de lujo europeos (ver los coches de Donald Trump es un buen ejemplo), mientras que algunos productos clave americanos podrían sufrir en mercados internacionales: el Primer Ministro de Canadá también ha anunciado medidas en el mismo sentido de seguir con esta guerra comercial. ¡La va a liar parda! ¿Alguien lo dudaba?

La gama y los precios del Ford Mustang en España

Lecturas recomendadas