Pasar al contenido principal

El gigante chino Geely compra Lotus. No desesperes...

Lejos de ser una desgracia, nos permite conocer más cosas del nuevo Elise...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Lotus Elise Sprint

Antes de entrar en cortocircuito, déjame que te explique por qué no debes lamentar que el gigante chino Geely compra Lotus y el 49,9% de su propietario, Protón, que al igual que Lotus pertenecía al conglomerado malayo DRB Hicom. 

Lotus necesita inversión y eso es una realidad que nadie puede negar. Geely está dispuesto a dársela así que, ¿dónde está el problema? Aunque Lotus tiene sus propios medios para el lanzamiento del nuevo Lotus Elise, que llegará en 2020, hay muchos otros modelos en la cartera (¿y quiénes somos nosotros para negarles esto y no esperarlos con ansia?)

El CEO de Lotus, Jean-Marc Gales, ha asegurado en una entrevista a nuestros compañeros de Top Gear UK que Lotus ha avanzado en los últimos años y se ha movido de grandes pérdidas a un pequeño margen de beneficio. “Venimos de un océano muy profundo”, señala. 

No te pierdas: Prueba del Lotus Evora 400

La compañía ya había firmado un contrato con los chinos Goldstar para el lanzamiento de un SUV de Lotus ligero -que se vendería en China en primer lugar y aquí posiblemente… eh, nunca-. Sin embargo, Gales ha afirmado que DRB-Hicom no ha aportado el dinero para construirlo y eso que el modelo estaba ya diseñado y contaba con parte de la ingeniería. 

“Vamos a hacer coches alucinantes”, explica Gales. “El nuevo Elise será fiel al modelo actual, pero como un coche del S.XXI. No hay que excluir un cambio de nombre. Lo reconocerás a 100 metros de distancia como un Elise”. 

Y aporta más datos sobre el futuro Lotus Elise: “no pesará más de una tonelada. Eso seguro. Pero será un poco más grande porque tendrá que cumplir con las regulaciones de los Estados Unidos y contará también con ruedas más grandes. Su manejo será un punto de referencia”.

Respecto a la estructura, todo apunta a que seguirá siendo de aluminio. “La fibra de carbono beneficia al peso, pero con un alto coste”. Además, parece que el Lotus Elise 2020 incluirá una variante del Lotus Exige V6, tal y como ha confirmado Gales. 

¡Wow! Este es el Lotus Elise más rápido de la historia

No tendrá una distancia entre ejes más larga que el Elise pero… ¿he oído electrificación? “¿Por qué no?”, añade Gales. “No en los coches actuales, pues eso añade 150 kg y pierdes espacio de almacenaje pero no excluiría una versión híbrida para el nuevo Exige. Debemos hacerlo por razones de rendimiento. Debe ser ligero y tener una buena batería”.

¿Ya? ¿Has asimilado todo esto? Pues coge aire porque hay algo más. Antes del nuevo Lotus Elise veremos un Lotus Evora en el que han estado trabajando durante mucho tiempo; sin embargo, este fue retrasado cuando decidieron cambiar el mecanismo de apertura del techo.

En fin, resumamos: Geely acaba de lanzar la marca Lync & Co, que construirá coches conectados de alta calidad en una nueva plataforma desarrollada en Suecia en colaboración con Volvo (y que Volvo usará para los próximos XC40 y V40 ¿y para el primer Volvo eléctrico?). Si Geely no lo ha hecho tan mal con la compañía sueca en los últimos siete años -solo tienes que echar un vistazo al portfolio de Volvo- ¿por qué tendríamos que temer el hecho de que ahora Geely compre Lotus?

Lecturas recomendadas