Pasar al contenido principal

¿Habrá un nuevo Seat Toledo 2020? Pues sí, pero no...

Llega con la nueva generación
¡Será el Seat León de cuatro puertas!

El Seat Toledo es un modelo conocido, prácticamente, por todo el mundo en nuestro país. Este sedán ha tenido numerosos cambios a lo largo de sus generaciones, y ha logrado vender muchísimas unidades en España. Sin embargo, el nuevo Seat Toledo 2020 no existirá. O sí. Solo que no llegará al mercado con ese nombre, sino que lo hará con uno todavía que atrae a mucha más gente. Efectivamente, lo que Seat tiene preparado es una versión sedán de la próxima generación del León. Un coche que podría recuperar la filosofía de la primera entrega de esta berlina compacta.

El Seat Toledo 2020 será... un León con culo

Así es. La cuarta generación del Seat León tendrá una variante de cuatro puertas que será equiparable a lo que era el Seat Toledo en sus dos primeras generaciones. Un vehículo que no era demasiado grande como para maniobrar con él por la ciudad, pero que a la vez le podía dar el apaño a una familia de hasta cuatro miembros tanto por su habitabilidad interior como, sobre todo, por un espacio superlativo en el maletero. Hablamos de que este nuevo 'Toledo' tendría una capacidad detrás que estaría cerca de los 600 litros. Increíble.

Otro de sus grandes atractivos era su precio, popular en comparación con lo que ofrecía el resto del mercado por una tarifa similar. Por lo mismo que costaba un compacto, te podías llevar a casa uno con un maletero enorme. ¿Qué padre de familia podría resistirse a eso? Por eso el León venidero va a recuperar este tipo de carrocería, ofrecida en muy pocos modelos que forman parte de su misma categoría en la actualidad. Esto le aportará al nuevo compacto de Martorell un valor añadido difícil de encontrar entre el resto de sus alternativas. Punto para Seat.

Llega con la nueva generación

Recordemos que a lo largo de toda la vida del Seat Toledo ha habido coches muy diferentes. El primero era una berlina que representaba una buena opción económica con respecto a sus contendientes. El segundo fue una versión sedán del León de primera generación, justo lo que será el nuevo Toledo. Que repito, no será Toledo, sino León Sedán. El tercero perteneció al segmento D, pero con unas formas y un diseño realmente desconcertante. Una suerte de monovolumen con culo. Y, por último, el cuarto renació como una berlina low cost derivada del Ibiza. Menudo cacao.

Para terminar, decir que las motorizaciones de este coche deberían ser las mismas que acompañen a la cuarta generación del Seat León, salvo por las versiones más vitaminas. Esto quiere decir que llegaría con propulsores gasolina, diésel y de gas, pero también con alguna variante electrificada. Dentro de muy pocas semanas saldremos de dudas.

Y además

Buscador de coches