Hay un nuevo Opel Astra BiTurbo y se define como excitante

Tiene 160 CV; el nuevo Opel Astra BiTurbo es definido como “excitante” por sus responsables. Si no llegas al OPC, echa un vistazo; puede que te encaje. Es diésel.

Conducimos el Opel GT Concept: esto es lo que te espera.

Reconozcámoslo: si vemos un Opel Astra, no pensamos en un adjetivo como excitante (aunque su diseño es bonito, eso es así). Pero un Opel Astra BiTurbo es otra cosa. Vale, no lleva las siglas OPC, aunque promete. De hecho, se trata de una combinación ideal para el común de los mortales, ya que ofrece un motor 1.6 diésel con dos turbos –perdón por la obviedad- y 160 CV, encajado bajo el capó de una carrocería de cinco puertas. ¿Su precio? Lo encontrarás en el último párrafo.

Este lobito con piel de cordero lustroso (no me entiendas mal, me encantan esas curvas musculadas, insisto) pasa de 0 a 100 en 8,6 segundos y llega a los 220 km/h. Quizá lo más destacable sea su par, de 350 Nm: vamos a tener fuerza donde la pidamos y eso, como todo el mundo sabe, es genial en las carreteras que más nos gustan.

También mola que el consumo del Astra BiTurbo sea –según cifras oficiales- de 4,1 l/100 km y que tenga unas emisiones de 108 gramos de CO2 por kilómetro: estos números son posibles, entre otras cosas, gracias a un recorte en su peso de 200 kilos respecto a las versiones equivalentes del modelo anterior.

Sé lo que estás pensando: potente y diésel… Pero esta mecánica de gasóleo, unida a un cambio manual de seis marchas, sube de vueltas de forma progresiva (oh, oh. Si un fabricante no emplea la palabra “contundente” en un dossier de prensa… Bueno, dice que gana velocidad rápidamente desde bajo régimen. Y lo creemos). Mientras, los turbos actúan de forma secuencial para entregar la fuerza. Y esa suavidad también llega al habitáculo, donde Opel augura silencio y confort.

Por supuesto, cuenta con todos los elementos que configuran las características más destacadas del nuevo Astra: arquitectura ligera para favorecer la agilidad, integración de los smartphones con el fin de que estés siempre conectado (cuidado con las distracciones), servicio de asistencia personal OnStar o el sistema inteligente de iluminación Intellilux LED. Te lo llevas por 23.900 euros, más o menos, dependiendo del equipamiento: este precio es “a partir de”. Pero nos parece competitivo, porque hablamos de una potencia razonable y de un coche bien rematado. Si además es excitante, tenemos el bonus.

Lecturas recomendadas