Pasar al contenido principal

Este motero malagueño camperizó un bus escolar para llevar a la familia y su moto

Malik 0
Dos años y 20.000 euros, lo que no está mal

Malik Sepúlveda, fontanero de 37 años de Málaga, es un caravaner de toda la vida. Cuando se casó con su mujer, compraron una caravana y recorrieron toda España. "Nos volvimos porque se nos había acabado el dinero", explica para Business Insider España.

Aunque aprovechaban los veranos para irse de turismo con su caravana, la situación cambió cuando su familia creció. "Llegaron los niños y, claro, no ibas a obligarles a los pobres a recorrer miles de kilómetros encerrados, y mucho menos con el frío que puede hacer por nuestra zona".

Sepúlveda se adaptó: se compró una moto y empezó a ir de circuitos. Pasó el tiempo. Los niños crecieron y ya tenían edad para ser pequeños viajeros. Pero surgió otro problema: "Necesitaba una autocaravana más amplia para la familia y también para mi moto".

Malik buscó y buscó entre la oferta que había en España, pero no encontró ningún vehículo que se adaptara a lo que quería. Fue entonces cuando empezó a ver vídeos de youtubers estadounidenses, y vio entre ellos la moda de camperizar autobuses.

Se le encendió la bombilla: él también iba a ser lo mismo. Contactó con un ingeniero amigo de la familia y le propuso el plan. "Me dijo que era perfectamente posible".

Tardó 2 años y se gastó más de 20.000 euros en total. Pero su contacto tenía razón: lo acabó consiguiendo. Y fue registrando sus avances y penurias tanto en su canal de Youtube como en su cuenta de Instagram. Esta es su historia.

Antes de nada, Malik necesitaba un autobús

Su plan inicial era comprar uno de 12 metros, pero descubrió que con ese tamaño no podría cruzar muchas rutas. Se decantó por uno algo más "pequeño": 9,40 metros de largo por 2,45 metros de ancho. Se lo compró a una empresa de Barcelona y su antiguo chófer se lo trajo expresamente a Málaga.

Malik 14

Primer paso: desmontar asientos.

"Es una parte que todo el mundo puede hacer si tiene tiempo y ganas", explica Sepúlveda. Él aprovechó que estaba de baja por lesión para ir "desnudando" el vehículo.

Malik

Luego es el turno de las ventanas

El hueco que dejan debe cerrarse. En el caso de Malik, optó por paneles de chapa.

Malik 2

Varios meses en quitar todo el cableado oculto

Al terminar, se centró en la instalación de las nuevas ventanas, más adecuadas para una vivienda motorizada.

Malik 3

Llega el momento del tapizado general

Malik empezó por el techo. Tuvo que comprar un rollo de 12 metros. Como le sobraron cuatro, usó el resto para tapizar el interior.

Malik 4

Tras el suelo, el proceso más divertido: amueblar el interior

Malik 5

Malik empezó por la cocina

Aquí se puede ver todavía esta parte de la "casa" en estado de construcción...

Malik 6

Meses después, la cocina y el resto del interior ya estaba prácticamente terminado. Pronto todos los cajones y armarios se llenarían de juguetes y juegos de mesa de los hijos de Sepúlveda. "Creo que me paso en uno de los vídeos todo el rato recogiendo cosas", recuerda.

Malik 7

El dormitorio cuando aún estaba en proceso de construcción. Este bus camper tiene seis plazas de viaje homologadas y puede configurarse para tener hasta seis plazas para dormir.

Malik 8

Malik escogió un bus porque así tenía espacio para instalar un garaje. De esta forma puede guardar su moto de circuitos.

Malik 9

La construcción del garaje fue uno de los momentos más peliagudos de la camperización. El plan de Malik era recortar suficiente para que cupieran 2 motos. El ingeniero que le asesoraba le detuvo a tiempo: si modificaba el chasis el bus no habría pasado la ITV.

Malik 10

Dos años en acabar de camperizar y reformar su bus-casa

Fueron 24 meses de trabajo duro: "Me ponía a ello al acabar el curro y dedicaba casi todos los fines de semana". Si se suma la compra del bus, la reforma y algunas reparaciones inesperadas, a Sepúlveda todo el proyecto le ha costado 25.000 euros.

Malik 11

Dentro de estos 25.000 euros entran actualizaciones improvisadas como una Smart TV en el comedor. Sepúlveda admite que se queda a dormir en la cama de ahí mientras mira la tele.

Malik 13

Homologación: un proceso nada corto

Sepúlveda pasó casi todo el día en la ITV. La buena noticia es que como había pedido consejo a un ingeniero profesional, el proceso fue sobre ruedas. "Si queréis hacer algo parecido, ni se os ocurra saltaros las indicaciones del profesional que os asesore", advierte.

Malik 15

Los primeros viajes fueron cerquita. "Había que probar si un vehículo que llevaba dos años sin funcionar iba a arrancar bien". ¿Y luego? Almería y Sierra Nevada.

Malik 16

Malik confirma el tópico de que a los niños les encantan las casas sobre ruedas. "Ya no dormimos en casa", explica. "Y si les hago la broma de que he vendido el bus, no les hace ni pizca de gracia".

Malik 17

El siguiente gran destino

Cuando la situación de la pandemia ya haya quedado bien atrás, el siguiente gran destino es Disneyland Paris. "Es el deseo de mi hija", explica el dueño de este bus camper. "Además, hemos descubierto que tienen zona de caravanas justo detrás del parque".

Malik 20

Malik no se considera ni youtuber ni instagramer ni nada por el estilo. "He querido dejar constancia de mi proceso porque, cuando empecé yo, nadie había hecho nada parecido en España. Y si se había hecho, no se había documentado. Quería demostrar a otros con ideas similares que sí: se puede lograr".

Malik 17

Un canal de Telegram con 40 personas interesadas

Como resultado, Sepúlveda ha empezado sin querer una pequeña moda entre los campers. Explica que tiene un canal en Telegram con unas 40 personas que ya han empezado sus procesos con sus propios autobuses. "Yo les asesoro y les ayudo en lo que puedo".

Malik 19

Etiquetas:

Motor Caravanas

Buscador de coches

Y además