Pasar al contenido principal

Peugeot Instinct Concept: probamos el primer autónomo de Peugeot

Francés, futurista, autónomo... y hasta bonito. Lo mejor de todo, ¡lo hemos probado! Bueno... hemos dejado que nos lleve mientras repasábamos nuestro cuaderno de notas.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

El Peugeot Instinct Concept fue una de las grandes novedades del Salón de Ginebra 2017. Es deportivo, futurista y... autónomo. 

¿Cómo te has quedado al ver las imágenes? Puede que el hecho de ser un vehículo que podrá conducirse solo te produzca algo de recelo, y es normal. Pero míralo de este modo: hasta hace bien poco, cualquier concept car -aquí tienes los mejores y peores de la Historia- que tuviera entre sus atributos el de ser autónomo solía presentar un aspecto... poco vistoso -por decirlo de un modo suave-. Afortunadamente ahora los fabricantes cada vez arriesgan más en su tecnología sin perder la cabeza al envolverla con una carrocería. 

Peugeot 308 R Hybrid: un compacto francés de 500 CV... lo normal

El Peugeot Instinct Concept tiene un diseño muy atractivo tipo shooting brake. El frontal se caracteriza por una gran parrilla (simulada), que cuenta solo con una pequeña toma de aire en la parte inferior para poder refrigerar ligeramente el sistema híbrido que lo pone en marcha. Destaca por tener partes aerodinámicas móviles, que es lo que Peugeot denomina Active Air Blade, así como partes diseñadas para que el fliuo de aire corra por el lateral del vehículo y así se incremente su eficiencia. El detalle curioso en este caso es que el aire que entra pr el paragolpes frontal corre por el interior de las puertas, que disponen de un conducto específico para que el aire salga hacia atrás.Las puertas traseras se abren en sentido invertido y no hay pilar B, po lo que el acceso al habitáculo es realmente amplio.

Por otro lado, los faros equipan el sistema ADAS (Advanced Driving Assistance System), que en este prototipo queda perfectamente integrado. Por el momento es solo una visión ideal de cómo podrían evolucionar todas las cámaras, sensores y radares necesarios para la conducción autónoma y para que todos los sistemas de seguridad funcionen de manera apropiada, porque a día de hoy es necesario que vayan instalados en distintas partes del vehículo y no es posible agruparlos en un solo punto.

El interior mantiene el concepto de i-cockpit, pero evolucionado al máximo, porque aquí el volante se esconde en modo autónomo. Tiene cuatro asientos independientes que combinan una parte inferior fija y una superior móvil, que se reclina cuando circulas en modo autónomo, para asegurar una postura más cómoda.

El Instinct es la apuesta de la firma gala por la movilidad del futuro. Como comentaba anteriormente, está equipado con un sistema híbrido enchufable que entrega un total de 300 CV y ofrecerá a los usuarios la posibilidad de ser transportados a cualquier lugar del modo más eficiente posible bien sea disfrutando de la conducción... o de la conectividad integrada del coche con todos sus dispositivos. Sí, amigos: el nuevo concept de PSA está pensado por y para el usuario adicto a la tecnología y por ello éste no tendrá que olvidarse de ella cuando llegue el momento de emprender un viaje.

 

 

Hasta cuatro modos de conducción integrarán su abanico de posibilidades, con dos de ellos para los conductores más puristas -Drive Boost y Drive Relax- y otros dos para quienes prefieran dejarse llevar a su destino, conocidos como Autonomous Sharp y Autonomous Soft. Consideran que las sensaciones de conducción incluso se van a ver amplificadas, porque tienes la opción de conducir o no, o de cargar en el sistema distintos programas de conducción autónomos. Aseguran incluso que se podrá preparar el modo de conducción 'Sebastian Loeb' y que el coche te lleve tan rápido como si el campeón del mundo de rallys fuera al volante. Desde el I Device, situado en el túnel central, se controlan todas las funciones y los modos de conducción autónoma que descargues.

Además de un cockpit moderno y funcional, que cuenta con un display holográfico y está diseñado para satisfacer cualquier necesidad del usuario del mañana, la principal novedad del Peugeot Instinct Concept es su capacidad de aprender. Sí, de aprender: gracias a un complejo sistema desarrollado por Samsung denominado Artik Cloud, la nueva apuesta de futuro francesa será capaz de integrarse a la perfección en la vida de sus propietarios gracias al intercambio de datos con todos los dispositivos que éstos emplean a diario, pudiendo adaptar su estilo y respuesta a la conducción a la agenda y necesidades puntuales de cada individuo. El objetivo es lograr interconectar conductor, coche y hasta el propio hogar.

Hemos acudido al centro ADN (Automotive Design Network) del Grupo PSA en Vélizy (París, Francia) para poder subirnos al Peugeot Instinct y disfrutarlo en marcha. Y no solo lo hemos conducido, sino que nos hemos dejado llevar por el modo de conducción autónomo. En esta primera aproximación al concepto de vehículo autónomo d ela marca francesa, por seguridad, hemos circulado a solo 5 km/h. Pero eso es lo de menos de lo que se trataba era de descubrir cuál es el camino que Peugeot quiere seguir en el futuro y con este pequeño ensayo es suficiente para ver que no se conforman facilmente y aspiran a lo máximo. eso sí, por lo que me cuentan, esta tecnología no se va  popularizar hasta dentro de 10 años. Lo que sí que veremos son algunas de sus soluciones tecnológicas (posiblemente el Sistema Artik Cloud) o rasgos de diseño que ya presenta este Instinct concept. Y está confirmado que en 2019 llegará un híbrido enchufable cuya autonomía será superior a los 500 km.

Acongoja, ¿eh? La era de Terminator está cada día un pasito más cerca... pero al menos tendrá coches que molan bastante. Por si acaso, quizá sea un buen momento para hacerse con un DeLorean de Regreso al futuro. Para tener siempre un comodín en el garaje si las cosas se ponen feas. 

Lecturas recomendadas