Pasar al contenido principal

Este Porsche 911 RSR es la inversión que debes hacer

¿Cuál es el precio del placer? Lo sabrás en marzo...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Porsche 911 Carrera RSR 1974

Uno de los coches más legendarios de Porsche está a subasta: es un Porsche 911 RSR… pero no uno cualquiera, sino uno de los cuatro turbo que se fabricaron y el más exitoso de todos ellos. Luego te cuento por qué… 

De momento, abre bien los ojos para disfrutar de las imágenes de este Porsche 911 RSR 2.1 Turbo de 1974; repasando la historia, descubrimos que el RSR fue uno de los modelos más representativos de Porsche, pues en él se materializó el primer 911 de carreras turboalimentado. 

 

 

Con él, se ganó además el Campeonato del Mundo de 1974 en la categoría 5 de la FIA e incluso logró un segundo puesto en las 24 Horas de Le Mans con Herbert Müller y Gijs van Lennep al volante. ¿Cómo olvidarlo?

Además, la apariencia de este Porsche 911 RSR tampoco es una de esas cosas que pasan desapercibidas… Es una especie de monstruo mutante del Porsche 911: mira ese alerón trasero, su aerodinámica, los conductos NACA y su decoración… ¿Acaso se puede juntar más en menos espacio? No lo creo… 

No te pierdas: Los mejores Porsche de la historia 

Por otro lado, fue todo un adelanto en materia de ‘downsizing’, pues debido a las exigencias de la FIA, Porsche tuvo que reducir el tamaño de su motor, que no podía ser más grande de 3.0 litros. Así que optaron por un motor bóxer de seis cilindros y 2,14 litros… y le añadieron un enorme turbo KKK. 

Recuerda que por aquel entonces, en el automovilismo hablar de presupuestos era estar dispuesto a superarlos con el objetivo de hacer progresos, así que todo era posible. Un ejemplo de esta filosofía son los materiales usados en el Porsche 911 RSR.

 

Porsche 911 RSR Turbo: ¡exclusividad por doquier! 

El motor tenía un cárter de magnesio, las bielas era de titanio pulido, bombas de aceite de gran capacidad, la mecánica de la inyección de combustible era Bosch y las válvulas de admisión estaban enfriadas con sodio. 

Además, el Porsche 911 Carrera RSR Turbo era capaz de ofrecer 506 CV (no te olvides de que estamos en 1974 y que esta potencia es la que ofrece hoy en día, más o menos, el V8 biturbo de la prueba del Porsche Cayenne) y montaba una transmisión de cinco velocidades que se modificó con un enfriador de aceite. 

Contaba también con diferencial de bloqueo al 80% y semi-ejes tipo Porsche 917 para una mayor durabilidad. Brillante exclusividad lo mires por donde lo mires, que es la envidia de muchos de los coches nuevos

El chasis del coche de producción se modificó de manera intensa para reducir peso:  la barra de torsión de la suspensión de la barrafue reemplazada por brazos de arrastre de aluminio, muelles helicoidales de titanio de tasa progresiva, amortiguadores Bilstein y barras estabilizadoras, por lo que se consiguió ahorrar 30 kg de peso.

Sí, aunque no lo parezca dado que este Porsche 911 RSR se caracteriza por tener una de las carrocerías más ‘gordas’; esto, por supuesto, no fue al azar… la carrocería de fibra de vidrio se 'hinchó' para encajar las llantas monotuerca del 917 y los grandes neumáticos traseros. 

 

 

Dentro del habitáculo, se prescindió de todo lo que no era estrictamente necesario. Encontrarás una jaula antivuelco de aluminio ligera, un depósito de combustible de 120 litros detrás del asiento (para ser capaz de cubrir la distancia de Le Mans… y eso) y un depósito de aceite en la delantera para compensar el peso. 

¿No te parece maravilloso? Lo es, sin duda, pero hay una parte mala y otra buena en esto. La buena es que tienes oportunidad de hacerte con este Porsche 911 RSR Turbo con chasis 'R13' -¡el que más victorias obtuvo!-.

Está 100% original, mantiene sus colores originales de Martini. Lo malo: que aunque saldrá a subasta en Amelia Island el próximo 9 de marzo, de la mano de la casa de subastas Gooding&Co, se espera que el precio ronde las 6 millones de libras (unos 6,74 millones de euros al cambio actual).

Ves como merece la pena ahorrar… Si no, siempre puedes optar por algo más 'asequible' de los de Stuttgart, pero igualmente cercano a la esencia de competición del Porsche 911 RSR del que aquí te hablo . En la prueba del Porsche 911 GT2 RS comprenderás por qué te digo esto... 

Sigue descubriendo la leyenda del Porsche 911: todo lo que debes saber

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear