El presentador de Top Gear Matt LeBlanc ha comprado un Focus RS

El nuevo Focus RS es tan bueno que hasta un tipo que puede subirse a cualquier coche del mundo se ha comprado uno. Buen trabajo, Ford.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Matt LeBlanc compra un Focus RS para usar a diario

No te pierdas: 3.200 kilómetros por Europa en el nuevo Ford Focus RS

Dejar a un lado la fama y el dinero obtenidos con tu carrera de actor no debe ser fácil. Aunque si los cambias por la fama y el dinero obtenidos por ser uno de los presentadores de Top Gear, el trago debe ser menos amargo. Matt LeBlanc ha comprado un Ford Focus RS para utilizar a diario -casi nada- y eso, teniendo en cuenta que cada semana tiene la oportunidad de probar los coches más rápidos, caros y exóticos del mundo, dice mucho de la nueva criatura de la marca del óvalo. 

Ha sido Ken Block -quien se encuentra opositando para trabajar en Top Gear, como puedes ver aquí- el encargado de hacer pública la nueva adquisición de LeBlanc a través de las redes sociales adjuntando la foto que encabeza este artículo al siguiente comentario: "mi colega y presentador de Top Gear Matt LeBlanc ha podido conducir algunos de los mejores coches del mundo. ¿Y qué ha elegido como coche para usar a diario? ¡Un Focus RS! Apruebo su decisión, y el portamatrículas de Hoonigan le da puntos extra". 

Podría haber un Focus RS500, dependiendo de la acogida del RS normal

La verdad es que puedo entender los distintos motivos que han llevado a Matt LeBlanc a haber comprado un Ford Focus RS como coche para usar a diario. 350 motivos concretamente, que son los CV que entrega su bloque de cuatro cilindros y 2,3 litros. O su espectacular apariencia exterior. O su nuevo selector de modos de conducción, que permite elegir entre Normal, Sport, Race Track y Drift, para que te vuelvas loco del todo intentando controlar que la parte trasera del coche no te adelante. 

Probamos los Ford RS más míticos

Pero si aún no estás convencido del todo sobre si el nuevo Focus es tu coche, aquí tienes una espectacular drag race donde el Ford Focus se enfrenta s sus rivales más fieros, donde el resultado no es tan importante como la filosofía que se extrae el coche... Una filosofía que han convencido a Matt LeBlanc para hacerse con un Ford Focus RS para disfrutarlo cada día. ¡Ahí es nada!

 

 

 

Lecturas recomendadas