Pasar al contenido principal

¿Sabes quién diseñó la primera llanta de metal de la Historia?

Anda, ven. Que vas a flipar.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Las llantas del Alfa Romeo 8C Spider Corsa

Sin duda alguna, la rueda ha sido una de las grandes invenciones del ser humano y ha resultado vital para que el universo del automóvil pudiera crecer hasta llegar a nuestros días. ¿Podrías adivinar quién fue el genio que diseñó la primera llanta de metal de la Historia? Te dejo dos pistas: fue el creador de la firma que dio a luz a las distintas generaciones del Civic Type R... y también quien sentó las bases para que su apellido estuviera unido al de millones de motores a lo largo y ancho del mundo. Sí, te estoy hablando de Honda

La Historia de los Honda Type R: tradición y muchas revoluciones

Aunque su historia no es demasiado conocida en Occidente, lo cierto es que la curiosidad de Soichiro Honda nunca tuvo límites... por muy joven que éste fuera. El fundador de una de las marcas que crearía algunos de los coches japoneses más espectaculares de todos los tiempos siempre sintió una profunda atracción por los vehículos y, según se cuenta de él, con menos de 10 años ya tenía muy claro que dedicaría su vida a los motores de combustión tras quedar hipnotizado con el sonido y el olor del corazón de un vetusto Ford T con el que se cruzó muy cerca de su lugar de nacimiento en los alrededores de Hamamatsu. 

 

 

Varios años trabajando para un pequeño taller mecánico sirvieron para que nuestro joven protagonista aprendiera todo lo necesario para poder entender y amar los por aquel entonces novedosos automóviles que empezaban a llegar a Japón a cuentagotas y, a finales de los años 20, daría con una de las soluciones más innovadoras de la época que se le había escapado a todas las marcas de coches presentes en su tiempo: la creación de la primera llanta de metal. ¿Te parece una tontería? Piénsalo bien: por muy mal que esté el asfalto de nuestras carreteras, poco parecido tiene con el tortuoso firme de las vías por las que tenían que transitar los conductores del primer tercio del siglo XX que, más a menudo de lo deseable, se veían tirados en un lado de la calzada con la rueda destrozada al haberse partido los radios de madera que mantenían el conjunto de una pieza. Inspirándose en los diseños empleados en las bicicletas, Soichiro creyó que sería interesante trasladarlo a los nuevos vehículos sustituyendo los refuerzos lignarios por otros metálicos... para evitar resultados tronchantes una y otra vez. 

¿Crees que se trata de una de las invenciones más lógicas de la Historia? Tienes toda la razón... lo cual no fue óbice para que el joven Honda patentara su idea y empezara a ver cómo los representantes de un buen número de fabricantes llamaban a su puerta ansiosos por usar su idea a cambio del pago de una cantidad razonable. Esta jugada hizo a Soichiro muy rico y le permitió, años después, empezar a coquetear con los artefactos que serían la piedra inaugural de su imperio: las motocicletas. Pero ese capítulo merece otro artículo. Ahora sabes quién inventó la primera llanta de metal. Ve y vacila a tus colegas. 

 

VÍDEO: el brutal récord del Honda Civic Type R en Nürburgring

 

¿Te gustan los modelos de Honda? Aquí los tienes a todos

 

Lecturas recomendadas